córdoba cf

Vayan haciendo hueco

  • El CCF pretende dar salida al menos a dos jugadores para dejar sitio a los refuerzos del mercado invernal Cerra, único que no ha debutado en la Liga, y Joselu son los candidatos

Comentarios 2

La secretaría técnica del CCF no se va a aburrir en las próximas semanas. Y no sólo buscando refuerzos para la segunda mitad de la temporada. Porque la llegada de fichajes, como el de Armando Lozano, lleva aparejada la salida de algún miembro del plantel actual. La intención del club es dar salida al menos a un par de futbolistas para hacer hueco a los que puedan aterrizar. Otra cosa es que lo consiga, pues éstos tienen la posibilidad a aferrarse a sus contratos en vigor. Entre los señalados están David Cerra, del que ya pretendió desprenderse sin éxito el último día del mercado estival y el único -además del portero Saizar- que no ha debutado en Liga, y Joselu, delantero que llegó a préstamo del Villarreal y que no ha respondido a las expectativas. Tanto que en las oficinas creen que es "irrecuperable" porque su problema es, sobre todo, de falta de confianza. Pero no son los únicos. En esa visión sumamente empresarial que tiene del equipo el presidente, Carlos González, no entra que haya futbolistas que no aporten nada porque no juegan. Y ahí aparecen Miguel Ángel Tena, que desde ya pasa a ser el quinto central, Damián Petcoff o John Ayina, aunque la baja ficha de estos dos últimos -no llega ni al mínimo que exige la LFP para los profesionales (unos 64.000 euros)- puede darles una última oportunidad para seguir en el club. Al menos si se cumplen las perspectivas y no llegan más de dos o tres fichajes porque si hay más... Queda claro que desde el final del partido ante el Recre del sábado, tocará vivir semanas en las que, con el balón parado, la actualidad va a estar en los despachos y el ir y venir de agentes.

El Córdoba no ha estado parado. Por mucho que tiempo atrás Carlos González repitiera por activa y por pasiva que no habría novedades en enero, antes incluso de que se eche el cierre al primer tramo del ejercicio ya habido diana. Armando Lozano ya ha estampado su firma como jugador blanquiverde hasta el final de la temporada 2014-15, es decir, dos campañas y medio, continuando con la política marcada por la entidad. Pero su fichaje aún no es oficial. Y no lo será hasta la semana que viene. ¿Por qué? Pues muy sencillo. Los rectores blanquiverdes quieren actuar con normalidad, guardar las formas lo máximo posible, y tratar de no romper la paz del vestuario antes del partido vital ante el Recre. El problema es que el nombre ya está en la calle y el ambiente entre los profesionales se ha enrarecido aún más. Porque al igual que ya ocurrió con las renovaciones anunciadas a bombo y platillo de principios de curso, no todos se sienten igual de cuidados por sus dirigentes. Y esa fractura, se quiera o no, se nota.

La intención del CCF es anunciar de la mano del fichaje de Armando la salida de algún jugador. Entre otras cosas porque Rafa Berges no es amigo de trabajar con un vestuario muy amplio. Desde el principio pretendió que no superara los 20 o 22, pero la llegada a última hora de Enzo Rennella lo amplió a 23. Ahora, con la incorporación de Armando, son ya 24. Demasiados para el desarrollo normal del trabajo diario. Muchos quebraderos de cabeza para los fines de semana. Pero el problema principal no está ahí. El argumento básico está en las cuentas. La ficha del que entra, por la ficha del que sale. Para que no haya un desfase en lo económico, que es lo primordial en las oficinas.

Con este planteamiento parece muy claro que con el primer fichaje lo ideal sería que saliera un defensa. El número uno de la lista es David Cerra. El club ya intentó sin éxito abrirle la puerta de salida el último día del mercado de verano, pero el jugador se aferró a su contrato aún sabiendo que iba a tenerlo casi imposible tener minutos durante el campeonato. De hecho, es el único jugador de campo que no ha debutado en Liga, y sólo apareció en la visita copera al Sabadell. Esta situación, unida a la acumulación de laterales -Fernández y Cristian en la derecha; Fuentes y Dubarbier, con la opción de uno de los diestros a pie cambiado, en la izquierda- le convierte nuevamente en el principal candidato a ser presionado con el objetivo de que acepte salir, pues acaba contrato a final de campaña.

Aparentemente, no es mejor el panorama para Tena. Con Armando pasa a ser el quinto central para Berges. Y eso que al inicio de curso actuó como titular ofreciendo un rendimiento más que aceptable. Si bien la llegada de Kiko Olivas y, sobre todo, la adaptación a esa zona de Alberto Aguilar lo ha relegado a un papel secundario. Le puede salvar su peso en el vestuario y el hecho de que Gaspar ha perdido confianza de un tiempo a esta parte, perdiendo su puesto en el once.

Pero como ya anunció González el lunes, la idea es que llegue más de un refuerzo. Y la otra posición a reforzar es la delantera. Salvo Enzo Rennella, que lleva seis tantos -cinco en Liga-, el bagaje del resto de puntas es paupérrimo. Mención especial para Joselu, que llegó como fichaje estrella y ahora es habitual en la grada. Un pésimo negocio, pues tiene una ficha alta. Tan mal lo ve Berges de cabeza que hay quien considera que su situación es "irrecuperable", por lo que la opción de romper la cesión con el Villarreal no está descartada ni mucho menos. Es más, sería factible siempre que las tres partes estuvieran de acuerdo, como ocurrió con Díaz de Cerio y el Athletic hace un par de temporadas. Y es que la presión que el onubense está viviendo en Córdoba le ha podido y su nivel ha bajado incluso en el día a día.

Tampoco pueden respirar tranquilos, aunque su situación es diferente, Damián Petcoff y Ayina. Con tres y dos años de contrato, respectivamente, fueron apuestas de futuro que, económicamente, no suponen gran cosa al club. Esa puede ser su tabla de salvación. El primero ha dejado detalles de calidad, pero apenas si ha entrado en alguna lista, con minutos testimoniales en Liga; el segundo se ha mostrado en las últimas citas, pero anda lejos del nivel exigido para un aspirante al ascenso. Un conjunto que ya está haciendo hueco a los que vendrán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios