El Valladolid arrolla al Dépor con buen fútbol

El Valladolid, que ya encadena cuatro partidos marcando tres goles, no sólo gana sino que, además, busca el deleite y la exquisitez, como hizo ante un Deportivo que encajó tantos espectaculares ante los que nada pudo hacer, sólo agarrarse a la resignación en un estadio Zorrilla que ayer fue una fiesta.

Un centro envenenado de Pedro León, que está obsequiando goles con una facilidad asombrosa, lo aprovechó esta vez Sesma para batir a Aranzubia y romper un comienzo de partido equilibrado en el que las defensas adelantadas estrujaban el juego.

Diez minutos después llegó un gol para enmarcar de Pedro López, que se está acostumbrado a anotar un tanto mágico y fascinante por temporada. No es Pelé, pero su gol de esta tarde, como el de la pasada campaña al Madrid, forma parte del catálogo de mejores dianas vistas en Zorrilla.

Del Dépor no había noticias, menos aún ofensivas, y a los locales les salía todo. Así, el estado de gracia del Valladolid hacía presagiar un segundo tiempo sin zozobra. Fue poco antes de que Pedro León sacara a pasear su clase de nuevo. Un disparo lejano del ex jugador del Levante cayó envenenado camino de la portería de Aranzubia y el tercer tanto provocó la ola en Zorrilla. Una ola de frío. El Valladolid pudo marcar más tantos con una afición entregada y que vivió hoy en Zorrilla un cotillón de Nochevieja adelantado

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios