Trepidante epílogo de los numantinos

El Numancia frenó en seco la gran trayectoria del Valladolid y le dio la vuelta al partido en un final de locura, después de ir perdiendo por 1-3 a falta de menos de diez minutos para la conclusión.

Un gol de Del Pino a seis minutos del final recortó distancias en el marcador y metió al Numancia en el partido con tanta intensidad que las bazas ofensivas que itnrodujo Kresic, Aranda y Gorka Brit, acabaron siendo los verdugos del Valladolid, ante el delirio de la afición local, que no acababa de creérselo.

El Valladolid asumió el peso del partido desde su comienzo, aunque el gol de Barkero le hizo ofrecer espacios. Pese a todo, su reacción llegó a tiempo y logró darle la vuelta al marcador e incluso pudo marcar en varias ocasiones al contragolpe como sucedió a falta de un cuarto de hora, en un pase letal de Víctor, que Goitom cruzó ante la salida de Juan Pablo.

Del Pino puso la emoción en el partido a falta de cinco minutos, pero lo que nadie se esperaba era que el equipo soriano iba a ser capaz, no solamente de empatar del partido con un gol de Aranda, sino de ganar los tres puntos con un gol sobre la campana en otro remate de cabeza de Brit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios