Toni García da el susto tras un encontronazo con Catanha

Toni García dio el susto en los vestuarios del viejo Linarejos. El meta del Lucena se sintió mal tras finalizar el choque y empezó a sufrir mareos por culpa de un encontronazo con el delantero del Linares Catanha en la última jugada del partido. El cancerbero fue trasladado en ambulancia a un centro hospitalario de Linares y, tras someterse a diversas pruebas, pudo regresar a tierras cordobesas con el resto de la expedición lucentina.

Con el partido a punto de finalizar, Toni García salió a por todas para despejar un balón aéreo. En su camino se encontró con Catanha, que cabeceó con fuerza en la parte lateral de su cabeza. No necesitó ni asistencia ni nada. Pero al llegar a los vestuarios comentó que tenía molestias, lo que obligó a sus compañeros a movilizarse para pedir una ambulancia que lo trasladara al hospital.

En la clínica, el portero fue sometido a un TAC que descartó cualquier tipo de fractura craneal. Pese a estar fuera de peligro, el meta deberá permanecer en observación 24 o 48 horas porque este tipo de lesiones pueden tener secuelas posteriores. Lo hará en su casa, una vez superado el susto vivido en Linarejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios