Samuel Sánchez: "Espero que mi oro abra el fuego de más medallas"

  • El primer campeón español recuerda que "en la expedición española tenemos muchos deportes con esperanza de lograr medalla"

Samuel Sánchez, oro en la prueba de ruta en los Juegos de Pekín, mostró su deseo de que su éxito abra la puerta nuevas medallas para el deporte español en la capital china. "En la expedición española tenemos muchos deportes con esperanza de lograr medalla. Hemos empezado bien. Teníamos fe en el ciclismo y hemos logrado la primera medalla", dijo el ciclista asturiano.

"Todavía no soy consciente de esto, hasta que no llegue a la villa olímpica, me duche, esté tranquilo, hable con los amigos de toda la vida, con mi mujer y con la gente que me quiere, no me doy cuenta de lo que ha pasado aquí. Cuando crucé la línea de meta no sabía que hacer, pegar saltos...", confesó.

"Ser campeón olímpico es quizá la carrera más rentable para un ciclista, porque la ganas un día y la disfrutas cuatro años", agregó el asturiano, consciente de que su triunfo "queda en los anales de la historia". El ciclista aseguró que en el podium lloró pensando en su madre y en su abuela.

Sánchez reconoció que todavía no tiene asumido la importancia del éxito olímpico, pero se mostró encantado con su logro, sonriente y bromista. Nada más entrar a la sala de prensa fotografió a los periodistas y, posteriormente, saludó a un reportero chino con un 'Ni hao' (hola). El corredor español no olvidará nunca el recorrido de la prueba en ruta, por monumentos de la capital que le auparon al Olimpo del ciclismo.

"El recorrido ha sido espectacular. Pasar por todo Pekín, por la ciudad prohibida, la plaza de Tiananmen... Las vueltas en la Muralla China. Han sido unos Juegos dignos de historia, de ensueño, nos ha mostrado un país de una belleza increíble. Esta muralla es una maravilla del mundo, el primer día que entrenamos quedamos asustados", aseguró. El ciclista tuvo palabras de agradecimiento para sus compañeros y para el seleccionador, Francisco Antequera, del que dijo que dirigió el equipo "a la perfección".

"Hemos funcionado como un equipo, con un capitán como Sastre que nos ha trasmitido tranquilidad y con Antequera que es un fenómeno. Nos ha llevado bien, ha sabido unir al grupo y al final el resultado ha sido lo máximo, que es el oro olímpico. No te lo crees hasta que te pones la medalla", indicó.

Sánchez reconoció que ni él ni sus dos compañeros de podium, el italiano Davide Rebellin y el suizo Fabian Cancellara, formaban parte de los principales favoritos, pero destacó que llegaba en un gran momento de forma. "Acabé séptimo el Tour y en la Clásica de San Sebastián me encontraba como quería, sabía que llegaba bien a Pekín", dijo. "En el sprint final venía a tope, empecé a bajar piñones sin atascarme, cerré los ojos y me dije hasta el final sin parar", dijo.

Para Sánchez este triunfo debe servir de ejemplo a los jóvenes que, como él, quieren llegar lejos en el ciclismo. "En la vida sin sacrificio no se obtiene nada. Ese es el ejemplo que pongo, sacrificarlo todo por algo en lo que crees y al final sale", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios