tenis de mesa superdivisión masculina

Regalazo en las bodas de plata

  • El Cajasur Priego supera a domicilio al Híspalis para conquistar su cuarto título liguero en la temporada de su 25 aniversario

  • A falta de cuatro encuentros, sigue sin ceder un punto

Los jugadores y cuerpo técnico del Cajasur Priego celebran el título de liga a la conclusión del partido ante el Híspalis. Los jugadores y cuerpo técnico del Cajasur Priego celebran el título de liga a la conclusión del partido ante el Híspalis.

Los jugadores y cuerpo técnico del Cajasur Priego celebran el título de liga a la conclusión del partido ante el Híspalis. / priegotm.es

El póquer, por sevillanas. El Cajasur Priego sumó ayer su cuarta corona de la Superdivisión masculina de tenis de mesa al imponerse en la pista al Fundación Cajasol Híspalis (0-4), poniendo un broche de oro a la temporada de su 25 aniversario, en la que tras la disputa de 18 partidos sigue sin ceder un punto. Ahora, aunque tiene en su mano establecer una marca histórica, el objetivo de Luis Calvo es meter a José Luis Machado en las rotaciones para las cuatro citas ligueras que restan, dejando la celebración para el fin de curso, el sábado 21 ante el colista Mediterráneo Valencia en un Centro de Tecnificación de Priego de Córdoba que el club quiere convertir en una fiesta inolvidable.

Aunque pudo ser hace tres semanas o incluso la pasada sin necesidad siquiera de saltar a la pista por lo que hiciera el Borges Vall en sus partidos, el Cajasur cumplió su deseo de celebrar el cuarto título de su historia jugando. Fue ante el Híspalis, un equipo que pelea por amarrar la permanencia y que en la segunda vuelta se ha reforzado con el chino Lee Chia Sheng, si bien no pudo hacer nada ante el potencial de la escuadra prieguense, que sumó su decimoctavo triunfo en otros tantos partidos, aunque por su ventaja respecto al segundo clasificado le hubiera bastado sólo con su sumar un empate.

Carlos Machado, André Silva y Diogo Carvalho fueron los encargados de certificar la victoria

Pero el Cajasur Priego quiso alzar el título a lo grande y no dio opción alguna al conjunto sevillano. Diogo Carvalho subió el primer juego al marcador del Cajasur, al ganar por 1-3 al chino Lee Chia Sheng, con unos parciales de 11-8-, 6-11, 8-11 y 13-15. De la mano de André Silva subió el 2-0 al marcador. El también portugués ganó a Antonio Chaves por la vía rápida, con parciales de 7-11, 7-11 y 5-11.

Carlos Machado fue el encargado de certificar el título liguero al asegurar el empate que daba el punto que proclamaba al Cajasur campeón de liga. El prieguense, con un triple 4-11, se impuso a Marcos Santamaría, subiendo el 3-0 al marcador general. El equipo de Luis Calvo no quiso dejar de mantener su impoluta trayectoria liguera y fue a buscar la victoria, que logró al imponerse Carvalho en tres mangas a Chaves, con unos parciales de 7-11, 9-11 y 12-14.

Ahora, con el título en el bolsillo, al cuadro de Priego se le presenta un reto magnífico: terminar la competición con pleno de triunfos, para superar el registro de 43 puntos (sobre 44) de su última corona, en 2014, y meter la máxima diferencia histórica al segundo. Sin embargo, Luis Calvo, que puntualiza que entonces la plantilla contaba con "dos chinos" y el nivel de ahora "es mucho más fuerte", tiene otras miras: "No vamos a buscar el récord, aunque si llega... Vamos a mover el equipo en todos los partidos, vamos a dar descanso a Carlos y a André, y si lo conseguimos así, pues mejor". Así parece claro que en los próximos partidos se podrá ver de nuevo en acción a José Luis Machado, inscrito como quinto jugador de la plantilla, aunque no al propio técnico, que también cuenta con ficha.

Un ejemplo más, este de la nómina del plantel, que garantiza la continuidad del proyecto, que al fin y al cabo es "el gran éxito" de un club que siempre está entre los mejores. "La temporada que viene seguiremos siendo un gran equipo, sin grandes estrellas, pero con jugadores muy sólidos, porque tenemos una base que nos permite pensar que no nos va a pasar, por ejemplo, como al Cartagena, que ha pasado de ser campeón a bajar", recuerda Calvo, que se muestra especialmente sorprendido por la facilidad con la que el Cajasur Priego ha conquistado este cuarto título, dado que "el Borges había hecho un equipo muy potente y ya era campeón de la Copa; es un éxito increíble que tiene aún más valor si miramos que el 80 por ciento de los partidos los hemos jugado con dos palistas de Priego (Carlos Machado y su hijo Alejandro Calvo)".

De esta manera, para poner todo en su sitio, el club ya ha decidido que las celebraciones se llevarán a cabo tras el último partido en casa, el sábado 21 ante el Mediterráneo Valencia. La idea es hacer una jornada de puertas abiertas para que los aficionados puedan deleitarse con los centenares de trofeos que pueblan las vitrinas de una entidad que ya acumula más 80 títulos nacionales. Y ahí ya pasará a tener un lugar preferente esta corona liguera que es la mejor manera de celebrar las bodas de plata de un Cajasur Priego que sigue escribiendo páginas de oro en su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios