El Rayo, un clásico que intimida

  • El equipo blanquiverde se impuso en ocho de las doce ocasiones en que los vallecanos jugaron en el viejo y nuevo Arcángel · Dos de las tres únicas victorias rayistas en Córdoba llegaron en las últimas tres visitas

La última visita fue el 11 de enero de 2004. Y dolió una barbaridad. El Córdoba ganaba 2-1 a falta de dos minutos para el final. Era la jornada decimonovena y, de la mano de Miguel Ángel Portugal, los blanquiverdes habían recobrado el pulso en la competición. Eran decimosegundos. El Rayo, con D'Alessandro en el banquillo, era el primero en zona de descenso en esos instantes.

Por eso un sector de la afición, cruel a la par que minoritario, le dedicó un sonoro "A Segunda B" a los fieles seguidores de la entidad vallecana. Sólo cinco minutos después, los mismos que reían lloraban. Biagini, en el 88', e Idiakez, en el 90', dejaban el tanteo en un sangrante 2-3.

Al final de esa campaña, pese a haberle ganado también el duelo de vuelta en la antepenúltima fecha al Córdoba, los franjirrojos bajarían. Nunca más, hasta esta temporada, han coincidido.

Antes de esa confrontación la historia había sido magnánima con los cordobesistas en sus choques con el Rayo. De las doce veces que los capitalinos han visitado El Arcángel sólo han ganado tres. El resto, ocho victorias locales y un único empate.

El primer duelo data de la 59-60. El Córdoba venció 1-0 en aquella temporada en la que el ascenso a Primera se les escapó en una dramática promoción contra la Real Sociedad. En la temporada siguiente el equipo blanquiverde remontó un 0-2 rayista merced a los goles de Vila, Montejano y Homar. Era la primera jornada de una campaña en la que los vallecanos descenderían.

Nueve temporadas después, el conjunto tutelado por Eizaguirre -recién descendido de la elite- cayó 0-1 en una mala racha de resultados ante los franjirrojos.

Fue una excepción, toda vez que las siguientes seis visitas de los vallecanos (casi consecutivas) se saldaron con claras victorias caseras y con detalles curiosos: En la temporada 75-76, Mariano Mansilla debutó de blanquiverde en el 4-0 con tres goles de Burguete y en la 76-77, pese a que subieron por vez primera a la máxima categoría, los rayistas recibieron un claro 3-0 en El Arcángel.

Las dos últimas veces que el conjunto del barrio madrileño ha pasado por El Arcángel arrancó un empate (1-1) en la 81-82 y una victoria (1-3) en lo que fue el estreno de Uceda como técnico de los blanquiverdes. Fue el año en el que descendieron como claros colistas a Segunda B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios