Priego, hogar del campeón

  • Imbatible El IES Álvarez Cubero alza el título en casa tras batir en la final al Grupo IBSA canario Jéssica Rivero, la gran estrella La jugadora cubana del equipo prieguense fue nombrada por unanimidad como MVP del torneo

El IES Álvarez Cubero de Priego escribió una de las páginas más bellas de su historia al proclamarse en casa campeón de España infantil tras derrotar en la final al Grupo IBSA canario ante un pabellón abarrotado.

El cuadro prieguense, que se presentaba como campeón andaluz y uno de los grandes aspirantes al título, comenzó su camino arrasando en la primera fase, en la que derrotó por 2-0 al Santo Domingo Petrer (25-12 y 25-15), al CAM Leopoldo Queipo (25-10 y 25-10) y al San José Ingenius Team (25-9 y 25-7).

Ya en la segunda fase, el conjunto liderado por Jéssica Rivero mantuvo su línea derrotando por 3-0 al Atarfe (25-11, 25-13 y 25-10) y al conjunto murciano de Los Alcázares ( 25-9, 25-20 y 25-16).

Las exigencias aumentaron en la semifinal, donde esperaba el Collado Villalba madrileño, pero el equipo de Priego siguió demostrando una aplastante superioridad venciendo por 3-0 (25-6, 25-11 y 25-12). En la final esperaría el Grupo IBSA de Las Palmas, que se deshizo del Grupo Gervasport de Asturias por el mismo tanteo (25-23-, 25-18 y 25-16).

Todo estaba preparado para la fiesta. Tras arrasar en su camino a la final y ganar todos sus partidos sin ceder ni un solo set, el Álvarez Cubero era el gran favorito para llevarse el título ante el millar de aficionados que atestaban en pabellón municipal para presenciar el encuentro que medía a los dos mejores equipos del torneo.

Desde el principio quedó claro que el partido no iba a ser tan fácil como los anteriores, aunque el cuadro prieguense se llevaron las dos primeras mangas por el mismo tanteo (25-21) gracias a su acierto en los puntos decisivos. Las canarias despertaron en el tercer set y provocaron el único momento de debilidad local en todo el torneo (23-25), pero ahí quedó el atisbo de rebelión. Antes de que se encendieran las alarmas, el Álvarez Cubero arrancó el cuarto parcial con un 8-1 que dejaba encarrilado el triunfo. El acierto en la recepción y los remates de Jéssica Rivero, junto al ánimo de la grada llevaron en volandas al conjunto local hasta un 25-11 que desató la euforia en el pabellón. No había duda. El equipo de Priego es el mejor de España

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios