Pierini estará cuatro semanas de baja

Alessandro Pierini será baja durante cuatro semanas como consecuencia de la lesión que sufrió el pasado domingo en el Rico Pérez, por lo que la defensa del Córdoba se queda en cuadro en el momento más delicado de la temporada. Después de encadenar dos derrotas consecutivas y con la visita al Castellón en el horizonte inmediato, ha surgido un nuevo obstáculo -y de los gordos- en el peregrinar por la Liga BBVA.

Pierini tuvo que ser sustituido al borde del descanso en el duelo con el Hércules, en plena fase de desconcierto cordobesista. El conjunto alicantino anotó sus dos goles en los minutos 37 y 43; el segundo, mientras el central era atendido en la banda. Según el primer diagnóstico del doctor Javier Bejarano, se había producido "una hiperextensión en su rodilla izquierda".

La jornada de ayer se vivió con calma tensa. A media tarde, el comunicado firmado por Bejarano en la web del club hizo sonar todas las alarmas: "Tras la realización de una serie de pruebas a lo largo de la manaña y tarde de hoy, se ha confirmado que Alessandro Pierini sufre un esguince de grado II en el ligamento lateral externo de la rodilla izquierda, así como una contusión ósea en la cara interna de dicha articulación. El tiempo aproximado de recuperación será de cuatro semanas, todo ello si la evolución clínica es la esperada".

La baja de Pierini no es una baja cualquiera. Es el capitán, la voz autorizada dentro del vestuario y el bastión de la defensa. El transalpino, con 35 años recién cumplidos, es el componente de la plantilla que acumula más minutos en la Liga (2.312), por delante de Asen, Diego Reyes y Dani. Sólo él puede presumir de que, estando en condiciones, es titular fijo. Ha disputado 27 de los 31 partidos, 23 de ellos completos, y sus ausencias se debieron a una sanción por acumulación de amarillas y a una lesión que le mantuvo tres semanas en el dique seco. Pablo Ruiz y Aurelio se alternaron como compañeros de baile en el eje de la zaga desde el inicio del campeonato, con Antonio en el ostracismo. Ahora todo es distinto.

La ausencia de Pierini se une a la de Aurelio, que el 31 de enero fue sometido a una artroscopia en el tobillo. El zurdo sigue apurando la recuperación y ya trabaja en el césped, pero aún no se ha reintegrado en el grupo. Así, sólo quedan dos centrales natos en el plantel: Pablo Ruiz y Antonio. En principio, ambos formarán tándem en Castalia. Las alternativas son el lateral izquierdo Rubén, por su polivalencia, y el canterano Álex, quien no realizó la pretemporada pero le ganó la partida a Troyano en los entrenamientos realizados por ambos con la primera plantilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios