Paquillo mete miedo camino de Pekín

Paquillo Fernández se despidió del territorio español, camino de Pekín, con la mejor marca mundial de todos los tiempos en los diez kilómetros marcha (37:53.09) en la jornada de clausura de los Campeonatos de España, que devolvieron al madrileño Arturo Casado el cetro de los 1.500, tres años después de su primer título.

La marca de Paquillo rebaja en cinco segundos el récord mundial del italiano Ivano Brugnetti (37:58.60), el hombre que le privó del oro en los Juegos de Atenas 2004. Su marcha en solitario le llevó a doblar varias veces a casi todos sus rivales y sólo el aliento del público le animó a buscar el nuevo récord.

La final de 1.500 tuvo un desenlace inesperado. Juan Carlos Higuero, cinco veces campeón, fue batido en toda la regla por Arturo Casado, imponente en la recta final, y también por un renacido Reyes Estévez que recuperó parte de su explosivo cambio.

La final masculina de 800 ofreció una exhibición de Manuel Olmedo, que en la última vuelta terminó batiendo por la calle tres a Miguel Quesada y Antonio Reina, los otros dos con mínima olímpica, con un tiempo de 1:49.53.

La cántabra Margarita Fuentes-Pila aprovechó la ausencia de la lesionada Mayte Martínez para hacerse con su primer título de 800. Con un registro de 2:13.63 resultó inalcanzable en la recta para Esther Desviat.

La actuación cordobesa en la jornada de clausura se saldó con la novena plaza de Manu Florido en disco con 50.78 -Mario Pestano batió el récord de España con 69.50-, mientras que José Antonio Copé sólo pudo ser decimoséptimo en triple salto con 14.62.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios