Osasuna se mantiene vivo

  • Los navarros vencieron con comodidad al descendido Murcia

Osasuna se mantiene vivo en la lucha por la permanencia, con todo pendiente del último partido en Santander, al ganar por 2-1 a un Murcia que venía a Pamplona como equipo descendido y le puso muy fácil las cosas al conjunto rojillo, lo que supuso una placentera victoria para el equipo de Ziganda con goles de Dady y Juanfran.

El equipo navarro, en su último partido de la temporada ante su afición, conquistó un triunfo vital para salir de los puestos del descenso después de quebrar una racha de cuatro derrotas seguidas y otras cuatro consecutivas en casa, merced a dos goles rápidos en los comienzos de ambos periodos, lo que le llevó a estar más pendiente de los resultados de otros.

A los dos minutos de juego un saque de banda en largo de Azpilicueta lo peinó Mejía hacia la posición en la línea del área pequeña de Dady, quien cabeceó a gol sorprendiendo a Carini por alto.

Este gol rápido, lejos de dar tranquilidad a Osasuna, conllevó a un estado de nerviosismo, si bien pudieron rematar el partido en una gran ocasión de Juanfran.

Osasuna cambió la cara tras el descanso. Y las cosas se pusieron muy favorables ya que el equipo pamplonés fabricó otro gol rápido marcado por Juanfran.

Con los rojillos jugando a la contra y desperdiciando ocasiones, Abel consiguió el gol del honor murciano desde la frontal del área para poner el definitivo 2-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios