El Nápoles, sancionado por el amaño de partidos

El Nápoles fue sancionado con la pérdida de dos puntos en la clasificación de la Serie A por su implicación indirecta en el escándalo de amaño de partidos y fraude en las apuestas deportivas que ha salpicado al fútbol italiano. La Comisión Disciplinaria de la Federación de Fútbol de Italia (FIGC) dispuso tal decisión dentro del proceso deportivo por una de las muchas ramificaciones de este escándalo, que salió a la luz en 2011 y por el que ya han recibido sanciones otros clubes y profesionales, entre ellos el entrenador del Juventus, Antonio Conte.

El Nápoles responderá con dos puntos menos y una multa de 70.000 euros por la llamada "responsabilidad objetiva" en las acciones ilícitas que pudieron cometer sus defensas Paolo Cannavaro y Grava, así como su ya exportero Gianello. El conjunto napolitano, que marchaba tercero con 33 puntos, bajará hasta la quinta plaza, con 31, adelantándolo el Lazio (33 puntos) y la Fiorentina (32).

Paolo Cannavaro y Grava fueron inhabilitados durante seis meses, mientras que Gianello no podrá volver a jugar como profesional durante tres años y tes meses. En concreto, el proceso deportivo se basaba sobre las sospechas de la Fiscalía de la FIGC sobre el partido Sampdoria-Nápoles (1-0) del 16 de mayo de 2010, en el que Gianello intentó llevar a cabo acciones para "alterar el desarrollo del partido" con el fin de realizar apuestas a un resultado seguro de la victoria del equipo genovés. El portero contactó con los defensas, pero éstos se negaron a ello sin llegar a denunciarlo, lo que hace que sean ahora sancionados por "omisión de denuncia".

En un comunicado divulgado poco después de conocerse la sanción, el Nápoles señala que recurrirá la misma y denuncia que "no se pueden alterar los campeonatos que se están disputando" y que cualquier decisión "se tiene que tomar antes de que comience un torneo o al final del mismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios