Automovilismo

El Mundial encara su tercio final con Hamilton y Massa como favoritos

  • Tras la disputa del Gran Premio de Europa en Valencia, Fernando Alonso confirma su año aciago al frente de un coche con nula competitividad

El británico Lewis Hamilton (McLaren Mercedes) y el brasileño Felipe Massa (Ferrari) encaran el último tercio del Mundial de Fórmula Uno como favoritos al título, mientras que el español Fernando Alonso, además de la nula competitividad del R28, acumula desgracias en la presente campaña.

Aunque Hamilton no logró la victoria en la primera edición en Valencia del Gran Premio de Europa, sí que consiguió salir con un punto más de ventaja en la carrera por el título en el que el Ferrari de Massa se ha convertido en su principal obstáculo.

Sobre el trazado urbano valenciano también quedó claro que Felipe Massa es, ahora mismo y tras su cuarta victoria de la temporada, la baza de Ferrari para revalidar el título y que el finlandés Kimi Raikonnen empieza a agotar la paciencia en la dirección del equipo del 'cavallino rampante'.

Además de una carrera para olvidar, con atropello a uno de sus mecánicos incluido y posterior rotura del motor, Raikkonen tampoco obtuvo el máximo rendimiento de su Ferrari en una sesión de clasificación en la que ya dilapidó buena parte de sus opciones de victoria con su cuarto puesto.

Así, Hamilton afronta la seis últimas carreras del certamen con 70 puntos, frente a los 64 de Massa, mientras que Raikkonen queda de momento descolgado con 57 puntos y ve como el polaco Robert Kubica, con 55, hace peligrar incluso su tercera plaza.

Asimismo, Alonso suma y sigue en una temporada para olvidar cuando antes. El español esperaba una nueva carrera en casa para, al menos, tener una alegría en un año aciago, pero lejos de eso, dentro de una temporada gris, vivió su peor fin de semana.

Ante su gente, el piloto asturiano se quedó, por segunda vez en la temporada, fuera de la Q3 en la sesión de calificación, lo que le relegó a la duodécima posición de la parrilla de salida, aunque lo peor aún estaba por llegar.

La carrera fue de las más efímeras para al asturiano de su carrera, pues no pudo siquiera pasar por la línea de meta para completar la primera vuelta, puesto que el japonés Kazuki Nakajima (Toyota) embistió al monoplaza de Alonso y lo dejó con daños irreparables en su estructura abocándolo al abandono.

Así, la segunda carrera del asturiano en España de la presente temporada también le dejó un mal sabor de boca, puesto que en la del GP de España, en Montmeló, un fallo mecánico del R28 le dejó tirado en el transcurso de la carrera.

La esperanza y deseo de Alonso es que estas desgracias se amontonen en una temporada en la que la lucha por el título es una empresa que queda muy lejos para que en temporadas venideras, con un coche competitivo, quede exento de estas eventualidades para estar de nueve entre los candidatos al título

En lo que resta de temporada el tren de la Formula Uno aún deberá completar dos paradas en Europa, con los grandes premios de Bélgica e Italia, el 7 y 14 de septiembre, respectivamente, antes de saltar del Viejo continente a Asia, donde afrontará un periplo de tres carreras en Singapur, Japón y China, antes de afrontar el cierre de temporada en Brasil.

En este tramo final, el piloto asturiano, limitará sus objetivos a pelear por la cuarta plaza en el Mundialde constructores en el que Toyota supera a Renault, por una diferencia de diez puntos, 41 frente a 31, aunque la firma nipona ha demostrado estar en mejor forma que a francesa en las última carreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios