Miguel Pérez invita a la LNFS a hacer "un examen de conciencia"

La crisis económica ha hecho estragos este verano en la División de Plata, mermando el número de equipos de una categoría que ha sufrido como pocas las contingencias de un periodo de franca recesión.

Ante este desolador panorama, Miguel Pérez desea llamar a la Liga Nacional de Fútbol Sala a "un profundo examen de conciencia" tras el descalabro de una división que en apenas dos temporadas ha visto reducir sus equipos de los 47 con que contó en el ejercicio 06-07 a los 24 del próximo curso, un brusco bajón tras los 38 que incluyó la pasada temporada.

De hecho, esta reducción ya obligó el pasado verano a pasar de tres grupos a los dos de 19 equipos en los que se dividió la pasada campaña, un cambio que ya de por sí multiplicaba las exigencias económicas de los clubes, pero este verano ha sido mucho más traumático.

"La LNFS exige mucho a los clubes, empezando por la fianza de 72.000 euros y los 24.000 más que hay que poner antes de que empiece La liga en concepto de arbitraje", incide el presidente del Maderas, "por lo que cualquier equipo tiene que preparar 100.000 euros para inscribirse, y todos no pueden".

"Creo que si hicieran examen de conciencia tendrían que tomar alguna consideración", abunda Miguel Pérez, "porque se ha pasado a poco más de la mitad en apenas dos años. Algo se esta haciendo mal", incide, haciendo un llamamiento a la reflexión "si ya no para este año, porque es demasiado tarde, sí para el que viene".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios