Márquez, destituido en el Espanyol

Un golazo de Carmelo a la media hora de juego dio los tres puntos al Sporting ante el Espanyol (0-1) y sentenció a su técnico, Tintín Márquez, quien fue destituido anoche después de que el equipo blanquiazul haya encadenado cuatro derrotas en Liga y se encuentre a un solo punto de los puestos de descenso.

No fue el Sporting el equipo que tomó Mestalla hace dos jornadas, pero tampoco le hizo falta. A este Espanyol se le hace daño con muy poquito. Al conjunto asturiano le bastaron dos llegadas en la primera parte para abrir una brecha en su oponente y dejar sangrar la herida. La primera ocasión visitante, al inicio del partido, acabó con una media chilena de Carmelo que apenas inquietó a Kameni. El propio Carmelo fue el encargado de culminar la segunda, con un trallazo desde la frontal que, esta vez, se coló por toda la escuadra de la portería local.

El golazo del mediapunta del Sporting congeló al Espanyol e incendió Montjuïc. A la media hora, el público ya estaba pidiendo la cabeza del entrenador y había abandonado a su suerte al equipo, al que reprochaba con pitos su falta de personalidad, su lentitud y su escasez de ideas. El Espanyol de Márquez no transmite y, así, es casi imposible enganchar a la grada. El Olímpico, al final, acaba convirtiéndose en una trampa y el conjunto blanquiazul en víctima de su propia ansiedad por revertir la situación.

Ni una jugada en combinación, ni un signo claro de que el equipo quisiera apretar arriba, buscar el gol, en los primeros 45 minutos. Al conjunto españolista aún se le puso el partido más cuesta arriba tras la reanudación, cuando Márquez tuvo que cambiar a Moisés y Tamudo, ambos por lesión, antes del cuarto de hora de la segunda mitad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios