Luis advierte a Torres y Ramos

  • Aragonés reprendió al delantero por su actitud tras el cambio y confesó que el lateral estuvo mal

Luis Aragonés reprendió a Torres por su actitud pública cuando fue sustituido por Cesc ante Rusia. Es el primer lunar de una convivencia hasta ahora pacífica en la concentración de la selección.

Minuto 54 de partido ante Rusia. Luis decide sustituir a Torres y dar entrada a Cesc. El delantero del Liverpool no lo acepta y se va del césped hacia el banquillo con semblante muy serio. Pasa por delante de Aragonés, le niega un apretón de manos y se sienta enfadado. Incluso, lanza la camiseta del chándal al suelo.

El técnico no está dispuesto a tolerar este tipo de comportamientos. Lo dejó bien claro en la conferencia de prensa que ofreció ayer.

Primero se encerró en él: "Son cosas internas, del vestuario", pero, ante la insistencia de los periodistas, habló con claridad. "Esto no se va a quedar aquí". "Estoy de acuerdo con que los futbolistas se enfaden cuando no juegan, porque si no para qué están aquí, pero primero que se enfaden consigo mismos". "Las cosas no hay que dejarlas pasar. Hemos dejado bien claro que aquí son importantes todos, tanto los que juegan como los que no lo hacen", declaró el entrenador. Dicho y hecho. En el hotel Milderer Hof, donde se hospeda la selección, el ex jugador del Atlético recibió la reprimenda que ya esperaba.

Luis sabe que en el Mundial de Alemania hubo jugadores que le plantaron cara y por eso no están ahora bajo sus órdenes. Y para que no se repita la historia no va a dejar el más mínimo resquicio a la indisciplina.

Además, Luis dio un toque de atención a Sergio Ramos, al que pidió en la previa de la Eurocopa que se centre en defender mejor antes que en subir: "Sergio no hizo uno de sus mejores partidos, no todos están siempre acertados pero es un baluarte importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios