Laporta busca un golpe de efecto

Laporta busca en estos días un rápido golpe de efecto para aplacar la ira de su hinchada, muy crítica con su gestión, y prepara para el lunes una comparecencia pública en la que podría anunciar los nombres de varios fichajes impactantes.

Son días en los que a Laporta le llueven piedras desde el cielo. Su popularidad ha caído en picado, la oposición prepara una moción de censura, ha perdido el apoyo de parte de la prensa y su proyecto se viene abajo.

Laporta pidió hace un mes "paciencia" para emitir juicios. Entonces, el equipo se agarraba a la única posibilidad que tenía de ganar algo, la Champions, pero cayó y la frágil tregua concluyó.

El presidente comparecerá el lunes para hacer un balance, un acto que Laporta y sus asesores llevan tiempo preparando con un enorme cuidado. Y, según todas las expectativas, el mandatario se centrará en hablar de futuro, en intentar regenerar las ilusiones. Confirmado Guardiola como nuevo entrenador del Barcelona, los periódicos de la ciudad se afanan estos días en publicar nombres de futbolistas que presumiblemente interesan. La lista va desde el brasileño Daniel hasta su compatriota Kaká. El diario Sport publicó ayer que el francés Benzema es el delantero preferido para sustituir a Eto'o en el caso de que el camerunés salga, mientras que Alves no duda en posar para Mundo Deportivo con la camiseta del Barcelona, al tiempo que este diario asegura un acuerdo con el defensa del Manchester Piqué. As también contribuye a la convulsión al anunciar el fichaje del punta argentino Palacio por cuatro temporadas, además de que nombres como los de Villa, Guiza, Keita o Piqué se mantienen en la recámara.

Laporta ya conoce el valor de un golpe de efecto. Hace menos de un año presentó al francés Henry nada más terminar la Liga española, nada más cerrar una temporada sin títulos. Ahora se espera que repita aquella apuesta, aunque su crédito está ahora en mínimos.

Pero para que se produzca ese desembarco de nuevos jugadores, primero hay que dejar salir. Uno de los que ya ve su futuro lejos de Barcelona es Deco. "Iré a Inglaterra o Italia, seguro", dijo el centrocampista, "porque en España el único equipo al nivel del Barcelona es el Real Madrid, y al Madrid nunca iría", descartó.

Según confesó Deco, el Barcelona le permitió ya negociar con otros clubes, pese a que tiene contrato en vigor hasta 2010. El portugués es uno de los jugadores más criticados por la afición del Barcelona, que por segundo año consecutivo se quedó sin ningún título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios