Jonathan estará un mes de baja por una rotura muscular

  • El ex blanquiverde se había hecho con el sitio en el Albacete después de un año sin equipo

"Forcé porque creía que tenía que forzar, porque el club ha apostado mucho por mí. Me rompí, es mala suerte". Jonathan se aprestaba a regresar a El Arenal como titular en la portería del Albacete, pero la lesión sufrida el pasado sábado (rotura del aductor largo del muslo derecho) se lo impedirá: el tiempo estimado de baja oscila entre cuatro y seis semanas.

El guardameta aseveró ayer en La Jugada de Canal Sur Radio que se siente "fastidiado y dolido, porque aparte de estar lesionado en un momento que para mí era muy importante, porque pierdo el sitio en el equipo, me pierdo la visita a Córdoba". Jonathan recaló en El Arcángel con vistas al campeonato 05-06, en Segunda B, y comenzó como titular. Disputó 20 de los 24 primeros partidos -el otro arquero era Sebas-, pero el club contrató a David Valle en el mercado invernal y el asturiano no volvió a jugar. "Creo que a nivel de público salí por la puerta grande, porque sí he dejado huella en gente de Córdoba y en algunos seguidores del Córdoba. A nivel de club sí salí por la puerta de atrás, porque no llegamos a un acuerdo", explicó. Por ello tiene "una espina clavada", al no poder "demostrar lo que estoy demostrando en Albacete, que era un portero válido para Segunda".

Hasta ser requerido este año por Quique Hernández -su valedor en el Córdoba- para someterse a una prueba en el Carlos Belmonte, Jonathan vivió "una situación complicada. Tenía ofertas, pero de Segunda B, categoría a la que yo no quería volver". Por ello, se refugió en la "familia" y los "amigos" para revocar la idea de la retirada. "Realmente sí, piensas que tienes que dejar el fútbol. Pero gracias a Dios, el técnico que me llevó al Córdoba y me dio la oportunidad de conocer una ciudad tan maravillosa, me trajo aquí", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios