Ilusión y fe para salvar la categoría

  • Estaba hundido y sueña con salir del pozo · Lleva nueve partidos sin perder

Constancia, perseverancia e ilusión. Con estos mimbres, el Xerez ha encontrado el difícil camino de la regularidad para alcanzar los resultados idóneos y salvar la categoría. Condenados durante gran parte de la primera vuelta, los jerezanos han equilibrado el equipo gracias a los fichajes de invierno y se han ganado el derecho a soñar con la salvación. El irregular estreno de Esteban Vigo en su intento por recuperar a los azulinos, con tres derrotas consecutivas, ha dado paso a una dinámica positiva hasta alcanzar 19 puntos de los últimos 27 puntos posibles. Cifras de ascenso o, en este caso, para conseguir atar la permanencia.

sin balón

El balance defensivo y el repliegue rápido de sus líneas son conceptos básicos para la escuadra jerezana. La meta defendida por el irregular Porato y una línea de zagueros con los excelentes fichajes de invierno como Aythami o Redondo han dado una estabilidad atrás inconcebible en otros tiempos del campeonato. Aunque no se prodiga en la presión arriba, apuesta por la vasculación en bloque para dejar los menos espacios posibles. Buena culpa de la progresión defensiva la tienen la pareja de mediocentros Francis y Jorge Luque, que han espabilado con el paso de las jornadas.

Con balón

Pura dinamita en los metros finales. El acertadísimo fichaje de Viqueira en enero tras estar desahuciado en el Levante, ha dado al conjunto azulino ese plus de calidad necesario para que el pichichi Yordi se sienta arropado. Intentan llegar al área rival trenzando jugadas por ambas bandas, aunque no rehuyen del pelotazo para que el espigado ariete gaditano aproveche su don de matador en el área. Pedro Ríos y Adrián en las alas saben hacer daño en el uno contra uno y han encontrado la confianza para desbordar.

lo mejor

Hasta el rabo todo es toro. El equipo azulino ha sabido pelear los encuentros hasta el último segundo, lo que se ha traducido en muchos puntos con los que quizás no contaban. Suerte o trabajo, la cuestión es que la perseverancia tiene su premio y han cimentado su remontada en la fe y la confianza para lograr un resultado positivo. Además, los fichajes de invierno has superado las expectativas.

lo peor

Entregan el balón y el peso del encuentro al rival con demasiada facilidad. Les cuesta mucho remontar ante un resultado adverso, aunque luego lo consigan con demasiado esfuerzo y trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios