Historia 'bianconnera'

  • Alessandro del Piero anotó de penalti su gol número 250 con la camiseta de la Juventus a lo largo de 15 temporadas

A sus 34 años, el italiano Alessandro del Piero no parece dispuesto a abandonar el fútbol sin imprimir su nombre en una o dos páginas más de la historia de la Juventus de Turín y del fútbol de su país. Un auténtico símbolo en este deporte para los italianos.

Bajo una copiosa nevada, el campeón mundial de 2006 anotó el sábado de penalti su gol número 250 para la Juve, que derrotó por 4-0 en casa a la Reggina y presiona cada vez más al líder de la Serie A, el Inter de Milán.

"Todavía es demasiado pronto para hablar del título. Pero seguimos ahí", anunció el atacante de 34 años, que encarna a la perfección en el campo el mensaje de su entrenador, Claudio Ranieri: "Nadie sale a jugar para quedar segundo".

Después de superar un crítico inicio de temporada, el equipo juventino está dispuesto a reverdecer laureles liderado por un Del Piero tan renacido como el club.

"Es el hombre del momento", lo elogió La Gazzetta dello Sport. Sin embargo, pese a su récord, "Mr. Juve", como siempre, prefirió ayer la discreción. En lugar de entregarse a los festejos en la capital del Piamonte, Del Piero pasó el día libre con calma en familia, con su esposa Sonia y su hijo Tobias.

Los grandes actos no son de su agrado, pese a que realmente se los merece, pues Alé lleva ya jugando 15 años para la Juve. El 15 de septiembre de 1993, con 17 años, marcó el primer gol para el club de sus amores.

Hoy, Del Piero, 91 veces internacional, no es sólo el jugador más veterano, sino también el más exitoso y más importante del equipo. Con sus actuaciones, Del Piero, ganador de la Liga de Campeones y siete veces campeón italiano, llevó de nuevo a la Juve a la Primera División tras el descenso forzoso por el escándalo de corrupción y en los últimos días de nuevo a la cima del fútbol europeo.

El italiano lo ha conseguido prácticamente todo en el fútbol. Pero tiene todavía un sueño: "La defensa del título de campeón del mundo de Italia en 2010 sería la culminación de mi carrera", opinó el delantero. La última palabra la tendrá Marcello Lippi.

Pocos atacantes habrán quedado en la retina de los espectadores en los últimos 15 años. Ronaldo, Rivaldo, Raúl, Van Nistelrooy y el mismo Del Piero estarán siempre en el Olimpo del fútbol mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios