córdoba cf

"Hablemos en el campo"

  • Javi Flores señala que "lo vamos a dar todo" para que "la afición pueda decir que nos hemos dejado el alma" · El medio regresará a la lista por el cúmulo de bajas

Comentarios 2

Javi Flores puso ayer los puntos sobre las íes. El único canterano en la actual plantilla del Córdoba se mostró comprensivo con el hastío de la afición y prometió sangre y sudor el próximo domingo. Es el equipo el que debe tirar de la grada contra el Xerez, y no al revés. Al menos, ése es el planteamiento inicial. El de Fátima trabaja a marchas forzadas para estar disponible para José González en un partido condicionado por las múltiples bajas.

"¿La afición? Es un tema del que ya se ha hablado mucho. Ha llegado el momento de que dejemos de mirar y de pedir y que hablemos en el campo; debemos dar nosotros a los demás, ya no nos vale pedir a la afición". Javi Flores considera que "no podemos pedir nada a nadie, ellos animan todo el año".

Las dos peñas más calientes de El Arcángel están agotadas: los integrantes de Brigadas Blanquiverdes han anunciado que no animarán y los de Cordobamanía han renunciado a exhibir el enorme tifo que estaban elaborando. Según el centrocampista, "por ellos mismos deberían enseñarlo, porque me consta que ha sido un trabajo tremendo. Y aunque he dicho que no podemos pedirles nada, sí que deberían hacerlo. Si vienen con la idea de no animar, tendremos que respetarlo". No obstante, piensa que "todos sabemos cómo es cada uno, y sobre todo el fútbol. Si en veinte minutos salimos y marcamos, estarán con nosotros". "Si vienen con la intención de no animar intentaremos que eso cambie", puntualizó.

Flores aún tiene ánimo y asegura que "lo vamos a dar todo" con el objetivo de que "si por cualquier caso no se gana, que la afición pueda decir que nos hemos dejado el alma". El equipo debe ser consciente de la trascendencia del duelo con el Xerez. En su opinión, "sólo tenemos que estar concentrados y pensar que el domingo es una final, que no queda más; que aunque quedan seis partidos, éste es el único".

La cita es clave y toda ayuda es bienvenida. En su auténtico calvario por culpa de las lesiones sólo ha disputado 17 minutos en dos jornadas: en Salamanca y ante el Alavés (jornadas 29 y 30). "Llevo mucho tiempo con muchas ganas de jugar, con una impotencia interior grande. Se pasa mal viendo a tus compañeros jugar y por una cosa o por otra tú no puedes entrar", reconoció el medio, quien no se ve en el once porque "hay que ser realistas. Personalmente no es que no lo crea; voy a entrenar para jugar, al menos para entrar en la convocatoria. Si soy titular intentaré ayudar al máximo, y si salgo desde el banquillo lo haré igualmente".

El cordobés cree que "es normal que la ansiedad te lleve a equivocarte", pero no olvida que en Chapín "hace poco tiempo estaban comiéndose las uñas. No tenemos nada que envidiarle al Xerez; hay que salir a jugar al fútbol y ganar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios