córdoba cf

Gaspar cierra la retaguardia

  • El central cordobés admite un compromiso con la entidad blanquiverde para las dos próximas temporadas · El zaguero lucha por desvincularse del Alavés, con el que tiene contrato

Comentarios 1

"Estoy como loco por tirar otra vez para allá. Mi primera opción, desde que el Córdoba ascendió, ha sido volver". Esta frase fue pronunciada por Gaspar Gálvez hace escasamente un año. Entonces ya estaba en las quinielas para reforzar una zaga blanquiverde que, si nada se tuerce a última hora, será su hábitat a partir de las próximas horas. El central cordobés ultima su desvinculación del Alavés, con el que tiene un año más de contrato, pero afirma sin tapujos que "con el Córdoba está todo prácticamente arreglado". El año pasado le cerraron al final las puertas; ahora, todo es distinto. Gaspar será la guinda a un centro de la defensa con muy buena pinta y que ya tiene como inquilinos a Pierini, Aurelio y Pablo Ruiz.

La oficialidad del acuerdo está a expensas de que el jugador cierre definitivamente su etapa en el club de Mendizorroza. A Gaspar, como otros muchos supervivientes de la última etapa del Glorioso en Primera, le adeudan importantes cantidades económicas, a las que debe renunciar para obtener una carta de libertad que recientemente ya obtuvo su compañero David Aganzo: "Me adeudan mucho dinero, sobre todo de la época de Dimitri Piterman y la verdad es que no están las cosas como para no pelear por eso. El año pasado también me la quisieron jugar y rebajé casi un 35 por ciento de la ficha y ahora lo que quieren es ahorrarse más dinero".

Gaspar se encuentra aún en Vitoria, ejercitándose con un Alavés que arrancó el pasado jueves su pretemporada a las órdenes de José María Salmerón. Y prefiere mantenerse al margen de unas "negociaciones que lleva mi representante". Eso sí, admite que "aunque hemos intentado llegar a un acuerdo para tres años de contrato, creo que serán dos al final". Un punto menor que no será obstáculo para que el encuentro entre el cordobés y el equipo de su tierra llegue a producirse.

Todo a pesar de que Salmerón "cuenta conmigo, y así me lo ha hecho ver en estos días, pero es una oportunidad que no puedo desaprovechar. Sólo tengo ahora que arreglar las cosas con el Alavés, porque me adeudan mucho dinero. Espero que sea cuestión de un par de días y estar en Córdoba a finales de semana".

El zaguero asevera que "estoy loco por ir y ellos también han puesto mucho interés. Después del tiempo que llevo fuera, volver a mi ciudad y con mi gente, con el equipo de mi tierra, es lo más grande ahora mismo". Y eso que Gaspar nunca ha vestido la elástica blanquiverde, ya que tras formarse en el Séneca dio el salto al Atlético de Madrid: "Salí muy pequeño de Córdoba y el Córdoba es el equipo de mi ciudad y el que, quieras o no, llevo en el corazón".

Además, el último empujón para la llegada del central al nuevo proyecto blanquiverde la ha dado José González, que ya lo tuvo a sus órdenes durante su corta etapa en el Albacete. "Coincidimos allí y la idea que tengo de él es la de un entrenador que trabaja mucho la estrategia, que le gusta y trabaja muy bien tácticamente y, sobre todo, que es un estudioso del fútbol. El tiempo que estuve con él, reconozco que teníamos un equipo muy trabajado", indica el todavía jugador del Alavés.

Influenciado o no por el deseo del técnico, lo cierto es que la dirección deportiva ha echado el lazo sobre un jugador que cumple a la perfección las directrices marcadas por el club: gente experta en la categoría que llegue con coste cero para la entidad y pueda actuar en varias posiciones. De hechos, esta polivalencia es uno de los principales avales de Gaspar, que puede actuar tanto de central como de lateral derecho o pivote defensivo, posición en la que jugó a las órdenes de José González.

Gaspar, que acaba de cumplir 29 años, salió de Séneca en su primer año de juvenil para firmar en el Atlético de Madrid, donde llegó a ser internacional sub 21. Desde entonces, su carrera ha transcurrido el mayor tiempo por la Primera División en clubes como el Oviedo, el Valladolid, el Albacete y el Alavés, equipo al que llegó en la temporada 2005-06. Tras tres años en Vitoria, su carrera vira ahora su Córdoba natal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios