Baloncesto l LEB Plata

Garrido es baja y Ricky, seria duda

  • El base no estará en Navarra, aunque su lesión se queda en distensión muscular

Luis César Garrido no estará mañana en Pamplona y Ricky Sánchez será duda hasta última hora. El base se perderá el duelo tras serle confirmada una distensión muscular en el psoas de su pierna derecha y el puertorriqueño sufre una fuerte gastroenteritis que le impidió entrenarse ayer.

Para Garrido, su lesión es un mal menor, ya que la resonancia magnética a la que le sometió el doctor Antonio Leiva detectó que no había rotura fibrilar, aunque la distensión muscular es suficiente para que el cordobés no pueda viajar a Navarra. "Sobre todo es por precaución", señala el médico del club, "ya que tenía líquido en la articulación y existía el riesgo de que se rompiera en caso de forzar". Aunque el jugador quería desplazarse con el grupo, una puesta en común con el propio Leiva y Rafa Gomariz ha aconsejado que se quede en Córdoba reposando y tratándose con antiinflamatorios. El doctor pronostica que "dependiendo de la evolución", el jugador podría estar disponible para el encuentro en casa, el 12 de diciembre ante el Hospitalet.

Para Garrido no deja de ser "del mal el menos" ante la posibilidad de que hubiera rotura, "aunque estoy fastidiado, porque el equipo estaba en una dinámica positiva y es jodido perderse el partido, pero es lo mejor. Espero que hagamos un buen partido y peleemos por el partido".

A la baja segura de Garrido se unió ayer la duda de Ricky Sánchez. El puertorriqueño no se entrenó por la tarde debido a un cuadro agudo de gastroenteritis. En principio se va a esperar hasta esta misma mañana -el equipo parte hacia Pamplona a primera hora- para ver cómo se encuentra y decidir si viaja con el grupo o se queda en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios