tiro olímpico 3 copa del mundo de acapulco

Gálvez paga los platos rotos del sistema

  • La tiradora cordobesa se queda a las puertas del podio en México por el cambio en el esquema de competición

Comentarios 0

El cambio en la reglamentación del sistema de competición en la Copa del Mundo de foso olímpico tuvo mucha incidencia en el resultado final de la prueba del certamen mundial que se disputó el pasado domingo en Acapulco (México). Tanto es así que Fátima Gálvez se quedó a las puertas del podio en esta cita, víctima de una nueva regla que ordena la competición y que, primero le benefició, y en la siguiente ronda le perjudicó, dejándola en cuarta posición.

Con la llegada del 2017, la Federación Internacional de Tiro Olímpico cambió la reglamentación en las pruebas de foso olímpico. A partir de ahora, la competición arranca con tres tiradas de 25 platos cada una en la fase de clasificación, algo que se mantiene invariable respecto al pasado. Eso sí, las seis clasificadas para la fase final de cada prueba deben definir ahora sus posiciones, sin que haya empate en su resultado. Para ello, si es necesario, se realizan desempates antes de afrontar la lucha por las medallas. Una vez que en competición sólo quedan las seis mejores tiradoras, se realiza en primer lugar una tirada de 25 platos y la peor de esa ronda queda fuera de la pelea. En caso de cualquier empate, la eliminada siempre es la tiradora que peor clasificación haya obtenido en la ronda preliminar. Cuando ya quedan cinco tiradoras únicamente, se vuelve a disparar, esta vez una pequeña tanda de cinco platos y ahí se produce una nueva eliminación. Con cuatro tiradoras en liza, el sistema se repite y así sucesivamente hasta que las medallas quedan determinadas.

Fátima empató con Perilli en tercer lugar, pero quedó cuarta por su peor calificación

Con el nuevo formato de competición, la fase de clasificación toma mucha relevancia, porque la tiradora mejor colocada tras los 75 disparos con los que se busca el pase a las finales tiene siempre la ventaja en cualquier tipo de desempate.

Ese factor ayudó a Fátima Gálvez en Acapulco en primera instancia, aunque luego acabó perjudicándole para dejarla sin medalla. Y es que la cordobesa accedió con 71 platos roto a la fase final como la cuarta mejor tiradora. En la primera tirada de la fase final acertó con 18 platos y salvó la primera eliminación. En la primera muerte súbita de cinco platos, Gálvez eliminó a la australiana Emma Cox, después de romper los mismos platos que ella pero verse beneficiada por su mejor clasificación en la ronda previa. Ese mismo factor, sin embargo, se le volvió en contra en la siguiente muerte súbita, cuando la baenense empató con Alessandra Perilli a 26. En este caso, la igualada favoreció a la sanmarinense, que acabó en tercera posición, por detrás de Natalie Rooney, plata, y de Ashley Carroll, que ganó el oro de la prueba mexicana.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios