Estrellas para completar un sólido bloque

  • Pepe Mel ha conformado un conjunto sólido a pesar de ser un recién ascendido

Mantener la base es el mejor aval para encarar una difícil temporada en Segunda División. El Rayo Vallecano ha apostado por dar continuidad al bloque que consiguió el ascenso y, de momento, la respuesta no ha podido ser mejor. Eso sí, lo poco que fichó fueron jugadores de renombre, muchos ex combatientes en Primera. Jugadores contrastados como Aganzo, Tena, Cobeño o Jofre se unieron a apuestas como las del francés Diamé. Pachón o Míchel completan una lista de futbolistas de postín. Todos comandados por Pepe Mel, el hombre que sacó el pozo de la Segunda B a los madrileños.

Los vallecanos son de los cinco equipos menos goleados de la categoría, gracias a la buena labor de Cobeño, mientras que la artillería pesada con la que cuentan en la punta de lanza resulta letal. Aganzo suma siete dianas en la liga, mientras que Pachón acumula otras cuatro. Ambos aspectos, unidos al incesante trabajo en el centro del campo de Diamé han elevado al cuadro franjirrojo hasta la parte noble de la clasificación. Mel dispone un 4-4-2 cuando el equipo posee el cuero, que se convierte en un 4-4-1-1 cuando el rival es el que ataca. Pese a ello, en El Arcángel aterrizarán con la sensible baja de Aganzo en la vanguardia, hecho que les restará enteros. A su ausencia hay que unir que lejos del Teresa Rivero no conocen la victoria.

Sin balón

Cobeño se mantiene firme bajo los palos. En 15 partidos ha encajado 17 goles y se ha reivindicado tras su paso por el Real Madrid, el Sevilla o el Almería. El eje de la zaga es para Salva y Tena. El ex cordobesista afronta un nuevo reto en las filas del Rayo tras su paso por Primera División. La seguridad y la eficacia son dos de sus virtudes. En los laterales Carlos y Llorens o Coke son los encargados de defender ambos carriles, al tiempo que crear superioridad numérica cuando el extremo posee el balón. Diamé es un gran recuperador y primer eslabón de la cadena de creación.

Con balón

Míchel es la referencia en el centro del campo. El mediocentro aprovecha el trabajo de Diamé para comenzar la jugada de ataque. La velocidad y desborde de Jofre en banda izquierda y de Albiol por la derecha es uno de los puntos fuertes de los hombres de Mel que, ante la ausencia de Aganzo, formará con Piti como enganche y Pachón en el ataque.

lo mejor

La contundencia de Diamé y la velocidad de los extremos.

lo peor

La ausencia de David Aganzo le merma en la vanguadia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios