Diferentes situaciones para afrontar el juego desde el 'bunker'

  • Teniendo una idea clara del 'swing' que debemos hacer en 'bunker', no tendremos dificultad para hacer cualquier tipo de golpe desde la arena

Uno de los problemas del jugador amateur es caer en bunker. Las trampas de arena son tan temidas por los principiantes y jugadores medianos que las consideran un obstáculo "insalvable" en el que, la mayoría de los casos, les supone perder un golpe o más, pues no saben cómo salir de él.

Sin embargo tenemos otra visión muy distinta, la de los jugadores amateurs buenos y la de los profesionales, naturalmente, para quienes el bunker es casi un lugar "amigo", uno de los lugares que les supone un golpe más fácil y muchos de ellos prefieren sacar de bunker antes que tener que aprochar o tirar un putt largo.

Sacar de bunker no es tan complicado como parece, pues al no necesitar un impacto tan exacto con la bola, como sucede con cualquier otro tipo de golpe, el margen de error es mucho menor y los resultados, por lo tanto, más satisfactorios.

Teniendo una idea clara del swing de bunker no tendremos dificultad para hacer cualquier tipo de golpe desde la arena.

'Swing' básico

Para sacar de bunker en una situación normal (con un poco de talud y a 15-20 metros de bandera), colóquese abierto a la bola, es decir, con los pies, caderas y hombros a la izquierda de la bandera y la cara del palo abierta y apuntando al objetivo.

La bola debe estar al pie izquierdo y la mano derecha un poco montada sobre la izquierda en el grip, para facilitar así la "explosión".

Esta colocación le ayudará a subir el palo por fuera y atacar a la bola en una línea de fuera a dentro, es decir, hacia la izquierda del objetivo. No piense por esto que la bola va a salir hacia la izquierda, pues si tiene la cara del palo apuntando a la bandera la bola saldrá en esta dirección, sólo que cortada, es decir, con efecto, lo que hará que se quede parada en el segundo bote o retroceda un poco.

Haga un swing enérgico, atacando abajo con fuerza e intente acabar el swing; esto hará que no se quede clavado y que salga una bola loca.

SIN TALUD

A muchos jugadores les parece bastante molesto encontrarse la bola en un bunker sin talud, pues al no tener que levantar la bola por obligación varían el swing, calculando entonces mal la distancia. En estos casos, a no ser que esté muy duro el bunker, haga un swing como si tuviese talud.

Si el bunker está muy duro, entonces coja un hierro 8 o 9 y juéguela como un golpe rodado, igual que si estuviese en la hierba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios