Córdoba | elche · MARCAJE AL HOMBRE

Dentelladas por los dos costados

Comentarios 0

Imagínese que usted debuta en Primera División y encima le corresponde el honor de marcar el primer gol de una temporada. Eso le pasó a un futbolista rubio el 28 de agosto de 2004, cuando, vistiendo la camiseta del Numancia, inauguró el tanteador contra el Betis en la primera jornada.

Imagínese que, tres años después, usted ficha por el Córdoba. En su currículo figuran 48 partidos en la máxima categoría del fútbol español, repartidos entre el Numancia, el Betis y Osasuna, amén de un brillante paso por la Copa de la UEFA. Lopera ha cedido en sus caprichos, por fin, y llega la hora de demostrar lo que uno vale en Segunda. Eso le pasó al futbolista rubio el pasado verano.

Se llama Juanlu. Cedido por el Betis, el malagueño recaló en El Arcángel con ansias de triunfar en un escaparate llamado a proyectar a sus maniquíes. Pero comenzó la Liga y se vio abocado a la suplencia. Transcurrido el primer tercio del torneo, sólo integró el once inicial en el compromiso de Copa del Rey y en el duelo de la tercera jornada: 2-3 ante el Cádiz y 4-1 en Málaga, respectivamente. No había motivos para sonreír.

Juanlu estaba triste. Por eso alzó la voz semanas atrás, expresando su disgusto. Hasta tal punto llegaba su enfado, que la inminente apertura del mercado invernal suponía para él una vía de escape a la que no estaba dispuesto a renunciar. A veces, los jugadores dicen la verdad y nada más que la verdad en las ruedas de prensa. Angustiado, dejó para otro día un discurso políticamente correcto.

Ayer le llegó su gran oportunidad. Se lo ha currado y, favorecido por la lesión de Cristian Álvarez, la alineación le ha hecho un hueco. El Elche fue testigo, por fin, de un encuentro completo de un zurdo rebelado contra los mal llamados minutos de la basura. Simplemente, él quiere ser titular.

Paco Jémez pide cariño para un futbolista inquieto, tanto dentro como fuera del campo. Ayer se asoció con Arteaga para desquiciar a la zaga del Elche, pasando de una banda a otra, retando a los defensores, centrando, incordiando. Está ahí, sí. La cresta asoma.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios