David Valle acumula méritos para ser el elegido en la portería

  • El catalán evitó el empate del Melilla con paradas de lujo y se lo pone difícil a Raúl Navas y Fernando

Acabó la pasada Liga como titular y no quiere bajarse del pedestal. David Valle encara su cuarta temporada como blanquiverde y aún ignora si integrará el once inicial en el arranque oficial, pero está acumulando méritos para ello. El jueves dejó en blanco al Melilla con varias intervenciones prodigiosas, evidenciando su estado de gracia. El portero catalán no va a regalar nada a sus dos competidores por el puesto: Raúl Navas, fichado este verano en detrimento de Julio Iglesias, y Fernando López, precisamente su relevo en los diez últimos minutos del compromiso en Antequera.

Los numerosos aficionados del Córdoba congregados en El Maulí ovacionaron a Valle cuando éste fue suplido, aunque el guardameta barcelonés tiró por la calle de la modestia en su comparecencia pública de ayer: "Los aplausos de la gente siempre son buenos, pero no creo que me llevara más que otros compañeros. El resultado no fue todo lo abultado que queríamos, pero por la idea del juego y los conceptos creo que la gente salió contenta. Tampoco el campo estaba para muchas alegrías. Cuando la gente sale contenta con tu trabajo, estás el doble de satisfecho".

Los números no engañan... y juegan de su parte. Hasta ahora ha participado en tres de los cuatro amistosos (Chiclana, Sanluqueño y Melilla), y todos se saldaron con el mismo resultado: 0-1. Ningún gol en contra en 215 minutos. Por el contrario, Raúl Navas encajó dos tantos en su estreno, contra el Rota: 2-6. El tercero en discordia es Fernando López, lesionado durante buena parte de la pretemporada pero ya disponible. En su opinión, "Fernando es un compañero más, pero yo particularmente le tengo cariño y afecto. Ya son tres años con él. Es un chaval joven que tiene muchas ganas de hacer las cosas bien. Ha tenido mala suerte con las lesiones, pero es un jugador que tiene unas cualidades muy buenas. Al ser portero del filial parece que estaba un escalón por debajo, pero no es así". "Espero que este año la competencia sea sana y buena. Nos va a poner las cosas difíciles, igual que nosotros a él", añadió.

Desde sus 190 centímetros de estatura, David Valle puede hacer un análisis minucioso sobre el nivel del nuevo Córdoba. "Sobre todo lo veo súper equilibrado, porque defiende muy bien y cuando ataca tiene dos puñales por las bandas y arriba gente rematadora. Vamos a crear ocasiones de gol, y seguro que materializaremos alguna. El equipo no se parte, defendemos todos, siempre posicionados en el campo", arguyó. La clave es "no dar opción al contrario a que te haga daño. La característica principal que estoy viendo este año es el equilibrio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios