Fútbol · Segunda División B

La Copa ya se pone a un muy elevado precio

  • El triunfo del Ceuta ha dejado el acceso a la competición a una distancia imposible

Era ya antes un reto complicado, pero la derrota ante el Ceuta lo ha hecho ser casi un sueño. Para entrar en la Copa del Rey, el Lucena tendría que ganar los dos encuentros que le quedan (ante Linares y Puertollano) y esperar tropiezos ajenos. Entran los cinco primeros y los dos mejores sextos de los cuatro grupos. El problema es que, excepto el Orihuela (grupo III), los otros dos rivales que pelean por esa posibilidad tienen seis y cuatro puntos más que los aracelitanos (Lugo, 57 y Real Unión, 55). Parece una quimera, pero en el fútbol (como en la vida) lo que hoy parece negro puede parecer blanco al día siguiente.

un linares de 'play off'

Un dato para el optimismo cara a la próxima jornada es que el Linares llegará a Lucena con todos los deberes hechos. Los azulillos, terceros con 64 puntos, sólo tienen ya ojos para el play off a Segunda, que disputarán una vez más con las máximas garantías. Sería todo un detalle que no quisiesen pisar a fondo y que reservasen energías para cuando más las van a necesitar. Y que luego suban, claro.

450 entradas pedidas

Pero el equipo minero no estará solo en la Ciudad Deportiva de Lucena. Ya han pedido 450 entradas para sus seguidores. Una cifra importante, máxime teniendo en cuenta las reducidas dimensiones del feudo en el que, provisionalmente, está disputando sus encuentros el cuadro aracelitano. La afición local tendrá que doblegar su ímpetu a base de cánticos y de colorido. Sería la mejor forma de agradecer el buen papel desarrollado por su equipo en el último partido en casa de su primer año en Segunda B. Sería la mejor de las despedidas posibles. La mejor guinda al pastel.

... y será el sábado

Y a las 18.30. Se prevé una fiesta en las gradas... o una nueva jornada reivindicativa. En la última cita en casa (en la goleada ante el filial del Betis) la parroquia provenzal se decantó claramente en favor de Nene en su litigio con el presidente Jon Ander. Tendrán su última oportunidad de mostrar su posicionamiento y de hacer fuerza para que el malagueño siga al frente del cuadro lucentino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios