fútbol tercera división

El Ciudad aguanta una hora con diezTriunfo que permite al Puente Genil mirar cotas mayores que la salvación

  • Iguala sin goles con Los Barrios y continúa a cinco puntos del peligro

Un jugador del Ciudad de Lucena pugna con uno de Los Barrios. Un jugador del Ciudad de Lucena pugna con uno de Los Barrios.

Un jugador del Ciudad de Lucena pugna con uno de Los Barrios. / jorge del águila

El Ciudad de Lucena cosechó un empate en su visita a Los Barrios, equipo que pese a encontrarse en zona de descenso, encadenaba siete jornadas sin conocer la derrota y que, desde que reforzó su plantilla en el mercado invernal ha recortado un buen número de puntos con la salvación, que le queda ya a un solo punto. Por su parte, el conjunto aracelitano continúa manteniéndose a cinco puntos de los puestos de peligro.

Pero el Ciudad de Lucena continúa creciendo. Ante Los Barrios, jugó en inferioridad numérica desde el minuto 32 y, pese a ello, mantuvo sus opciones de victoria hasta bien entrado el segundo acto. Los de Diego Caro, en el tramo final del segundo periodo, sin renunciar al triunfo, buscaron sobre todo guardar el punto que tenían en el bolsillo en un duelo que estuvo muy condicionado por la temprana expulsión de Jorge, además de por las condiciones climatológicas de viento y agua bajo el que se disputó el duelo.

Superada la media hora de juego, sin que hasta entonces hubiera habido claras ocasiones de gol, a pesar de llevar la manija del juego el conjunto local, llegó la jugada clave del duelo, al menos para los aracelitanos. El meta visitante Jorge tocó el balón con las manos fuera del área en un balón dividido con Alan, que quizás de haber seguido la jugada se hubiese quedado con toda la portería para él.

El agua fue protagonista igualmente durante el primer tiempo y eso condicionó tanto el juego que apenas hubo ocasiones de gol. La primera acción de peligro llegó prácticamente en el arranque con un remate de cabeza de Copi a centro de Mario que detuvo Jorge. De inmediato replicó Fede, pero su disparo se marchó fuera por muy poco. Instantes después llegó la jugada clave, que terminó con la mencionada expulsión de Jorge, que condicionó todo el planteamiento que había expuesto Diego Caro.

Tras la reanudación, Los Barrios buscó con afán el triunfo, reforzado por su superioridad numérica. Pirulo y Edu Maceira pudieron marcar en el arranque. El Ciudad de Lucena fue resguardándose cada vez más, obligando al rival a buscar un juego directo en el que siempre salió ganando.

El Salerm Puente Genil venció a domicilio al Arcos y, aunque sólo piensa en certificar la salvación, se mete de lleno en la lucha por el play off. El conjunto pontanense encadenó su tercer triunfo y suma seis jornadas sin conocer la derrota, las que lleva Juanmi Puentenueva al frente del equipo.

El Puente Genil salió a por todas y desde el pitido inicial buscó el portal defendido por Toni Lechuga. Carracedo, antes del cuarto de hora, puso en ventaja por partida doble a los pontanenses, culminando dos rápidas jugadas trenzadas de su equipo con sendos disparos potentes y colocados. Hasta el descanso, el Puente Genil se adueñó de la situación y apenas dejó reaccionar al conjunto local.

Tras la reanudación, el equipo que dirige Juanmi Puentenueva no quiso dar tregua a los locales y Alberto Castro probó fortuna, pero su disparo salió fuera por muy poco. El Arcos fue adelantando progresivamente líneas, buscando meterse en el duelo. Con apenas diez minutos de juego, un disparo de Juan Gómez fue despejado en la misma línea de gol por Isco, después de dar en el larguero del portal defendido por Cristian. De inmediato, Maqui lanzó con fuerza desde la frontal y la madera impidió de nuevo que marcara el Arcos.

Pero los pontanos no daban su brazo a torcer y reaccionaron de inmediato. Nacho robó un balón en el centro del campo y tras irse de Rubén Díaz encaró a Toni Lechuga, batiéndole por bajo. El nuevo gol pasó factura a los locales y Carracedo, minutos después, puso de nuevo en serios apuros al meta local. El duelo, a falta de poco menos de media hora, parecía completamente encarrilado para un Puente Genil que, a partir de entonces supo jugar a favor de marcador y hacerlo con los nervios y la precipitación del Arcos.

La defensa visitante se mostró inexpugnable ante las acometidas, cada vez menos intensas, de los locales. En los minutos finales, el Arcos lo intentó pero no pudo con un Puente Genil que incluso al contragolpe pudo abrir más la brecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios