Carrión se desvincula y firma por el Melilla

  • El lateral derecho vuelve a probar fortuna en el grupo IV, en el que logró el ascenso con el Córdoba

El Córdoba ya es historia -al menos en lo futbolístico- para Luis Miguel Carrión. El lateral derecho entró en la lista inicial de transferibles, a la que el martes se unió Julio Iglesias, junto al portugués Hugo Pina y ayer mismo fue anunciado como nuevo jugador del Melilla, del grupo IV de Segunda B.

Carrión, que apura su periodo vacacional en Córdoba, se pasó por el estadio con la intención de rescindir el año de contrato que le restaba con la entidad blanquiverde. Por la mañana, su intención fracasó porque el despacho de Emilio Vega echaba humo para cerrar la incorporación de José Vega, confirmada horas después. Pero por la tarde todo quedó arreglado.

El futbolista, que estuvo cedido la pasada campaña en el Terrassa, también de la categoría de bronce, no quería alargar más una situación que sólo le perjudicaba a él. Con ninguna opción de seguir en el Córdoba, al que llegó en enero de 2006 procedente del Nàstic de Tarragona para luchar por el ascenso a Segunda División, Carrión admitió que "no tengo ganas de pelear mucho". Entre otras cosas porque es consciente de que el club blanquiverde de hoy no se parece en nada al que él conoció a su llegada, ése que pagaba finiquitos por doquier con tal de aligerar la plantilla.

El catalán, uno de los jugadores más queridos por la afición pese a sólo defender durante una campaña y media la elástica blanquiverde, tratará ahora de continuar su carrera en Melilla. El cuadro norteafricano tiene la intención de configurar un bloque competitivo que le permita pelear por los puestos de honor en el competitivo grupo IV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios