Motociclismo l Trial Indoor de las Naciones Córdoba 2007

Bou, el heredero 'in pectore' del gran Jordi Tarrés

  • El piloto barcelonés liderará mañana a España en busca de su sexto título

Comentarios 0

Con apenas 21 años, Toni Bou representa el presente y el irresistible futuro del trial en España. Campeón del mundo indoor y outdoor, el piloto catalán es el heredero in pectore de Jordi Tarrés, el mito de una especialidad que mañana vivirá uno de sus momentos álgidos en Vista Alegre.

Bou tenía apenas un año cuando Tarrés se proclamó por primera vez campeón del mundo, "pero es una referencia y un ídolo para todos", reconoce un hombre que se crió viendo cómo el piloto de Rellinars acumulaba cetros hasta alcanzar los siete mundiales.

Desde la retirada de Tarrés, el trial español se enfrascó en la búsqueda de un heredero, de una referencia que acabara con la hegemonía del británico Doug Lampkin -siete títulos consecutivos entre 1997 y 2003- y recuperara el trono. Marc Colomer (campeón mundial en 1996) o Albert Cabestany (campeón indoor en 2002) allanaron la senda para que llegara Adam Raga (campeón en 2005 y 2006), el último monarca del trial mundial.

Hasta que llegó Toni Bou. El piloto de Piera lidera la nueva generación de jóvenes talentos, una factoría de campeones que no deja de producir hornadas. Bou es el mejor, el elegido, el heredero de una tradición que convierte el trial en una especialidad eminentemente española.

Bou es piloto por pura carga genética. Su padre le metió el veneno en la sangre, y cuando el pequeño Toni pidió una moto para Reyes no le costó comprarle una pequeña Aprilia con la que empezó a hacer de las suyas. Entonces tenía cuatro años. Con siete empezó a competir en bike trial (con bicicleta) y con 12 dio el salto a las motos coleccionando títulos en todas las categorías. Había nacido una estrella.

Así lo demostró la pasada temporada, cuando consiguió la doble corona como campeón del mundo indoor y outdoor. Fue la culminación de una prodigiosa carrera, siempre vinculado al éxito. Campeón del mundo de bike trial en 1999 y 2000, campeón de Europa en 2003, campeón del Trial de las Naciones en 2005 y 2006, campeón de España en 2006... Sólo le faltaba dar el salto definitivo, confirmar su mayoría de edad con un gran triunfo a nivel internacional.

El salto a Montesa Honda HRC fue el primer paso. Con su nueva montura, el piloto de Piera pasó de ser un proyecto a una alternativa de poder, un hombre capaz de ganar a cualquiera. De hecho, en su última visita a Vista Alegre -diciembre de 2006, en el Trial Indoor Ciudad de Córdoba-, Bou fue tercero por detrás de Cabestany y Raga, pero todo ha cambiado. El viejo orden ha caído.

"Tengo un estilo peculiar, como si fuera en bici", reconoce Bou, que funde su cuerpo con la moto convirtiéndose en un centauro. Con unas formas heterodoxas, apartadas de los cánones clásicos, el barcelonés entendió pronto que 2007 debía ser su año, el del salto de calidad. Granada, San Petersburgo, Barcelona y Lisboa fueron testigos de su poderío en el Mundial indoor antes de sentenciar el título en Mahón. Toni ya era campeón.

Sólo le faltaba confirmarlo al aire libre, donde se forjan las grandes leyendas. Fujinami, Lampkin, Raga, Cabestany... La lista de rivales era interminable, pero Bou impactó desde el inicio ganando ocho de las diez pruebas disputadas hasta sentenciar el título con dos pruebas de adelanto. "Acabo de hacer realidad un sueño", dijo Bou, que con sólo 21 años tiene toda la vida para seguir llenando páginas de gloria.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios