Bilic y Luis Morán firman el regreso a la elite del Sporting

El Sporting retornó a Primera División diez años después al imponerse a un Eibar que nunca pareció querer aguar la fiesta rojiblanca, siendo una comparsa más dentro de las celebraciones.

El Sporting, a pesar de necesitar el empate para ascender, fue el equipo que salió a intentar tener el balón y el que creó ocasiones de peligro ante un Eibar que sólo le aguantó durante media hora.

En ese tiempo, Yagüe pudo variar el panorama, pues tras una jugada personal fue derribado dentro del área, sin que el colegiado señalase la pena máxima.

El Sporting pasaba entonces sus peores momento pero despertó a raíz de un falta ejecutada por Bilic desde la frontal del área que respondió Herrera con una magnífica actuación evitando el gol. El croata no falló poco después al cabecear un envío de Barral.

El segundo tiempo arrancó con un Sporting con el partido completamente controlado. Los de Preciado se dedicaban a dejar pasar los minutos sabiendo que el tiempo corría a su favor, mientras que el Eibar seguía sin despertar.

Al cuarto de hora, Bilic de falta directa apunto estuvo de sentenciar, un honor que recayó en Luis Morán. El Molinón estalló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios