fútbol liga santander

Bale rescata el orgullo

  • Un doblete del galés enciende la goleada del Real Madrid al Celta

Bale lanza ante Sergi Gómez para hacer su segundo gol, en el 2-0. Bale lanza ante Sergi Gómez para hacer su segundo gol, en el 2-0.

Bale lanza ante Sergi Gómez para hacer su segundo gol, en el 2-0. / j.p. gandul / efe

Gareth Bale rescató el orgullo para apurar sus opciones de titularidad en Kiev, en la final de la Liga de Campeones, e instalar la duda en Zidane, liderando con un doblete una plácida goleada del Real Madrid ante un Celta desganado que ya piensa en las vacaciones.

La despedida del Real Madrid del Santiago Bernabéu esta temporada presentaba pocos aliciente en un duelo sin nada en juego para los dos equipos. El madridismo cuenta los días para su gran final y olvidar una Liga que pronto tiró su equipo por su irregularidad. Todo parece decidido en el once de Zidane, aunque Bale lucha por cambiar el destino.

Había firmado dos buenos partidos el galés en sus últimas apariciones, ante Leganés y Barcelona, y se destapó animando la fría noche madrileña con sus carreras, verticalidad y pegada. Hizo los dos primeros goles, tras un primer susto olívico resuelto por Navas, y para frenar el amago de reacción tras el 2-0, Isco firmó el tercero acto seguido, para dibujar un segundo periodo plácido que arrancó con el cuarto, obra de Achraf.

No había señales del Celta, que dio muestras de estar deseando que acabe la temporada y la etapa de Unzué. Sergio se levantó de su error en el cuarto con una gran parada a un testarazo de Bale, antes de ver cómo anulaba el árbitro un tanto de Benzema por estar Isco en fuera de juego y hacer un gesto con intención de jugar el balón.

Los intentos de Bale no cesaban. Perdonaba el triplete por chutar lejos antes de encarar. Zidane quitaba a Benzema e Isco a la hora de partido, aumentando intensidad con Asensio y un hambriento Mayoral. Buscaba el gol en una conexión entre ambos que cortó Sergi Gómez para marcar en su portería.

Con los pies sacaba Sergio el intento de marcar de Mayoral, que a su siguiente oportunidad optaba por asistir. Tras controlar de espaldas, se giró y regaló el tanto que cerraba la goleada a Kroos. El poste evitaba el séptimo, de Modric, en el paseo madridista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios