Fútbol l Copa de la UEFALiga de Campeones

El Atlético y el Villarreal buscan los dieciseisavosRécord de Inzaghi y el Celtic es segundo

  • Un triunfo sellaría el pase matemático a la siguiente ronda de ambos conjuntos El italiano superó la marca de goles de Müller mientras el Benfica dio el pase a los escoceses

Comentarios 0

El Atlético de Madrid y el Villarreal afrontan la penúltima jornada de la fase de grupos de la Copa de la UEFA con el objetivo de sellar su pase a los dieciseisavos final de la competición continental.

El conjunto rojiblanco, que suma cuatro puntos en el grupo B, es segundo por detrás del Panathinaikos (invicto con seis) y con un triunfo frente al Copenhague lograría el pase a la siguiente ronda, aunque al equipo danés, con tres puntos, también le sirve el triunfo para lograr la clasificación. El empate tampoco sería un mal resultado, aunque obligaría a los de Javier Aguirre a llegar a jugárselo todo en el último encuentro con el equipo griego, que recibe al Lokomotiv, cuarto, con dos puntos. En todo caso, Aguirre parece dispuesto a dar descanso a algunos titulares, aunque la pareja de ataque formada por el argentino Sergio Agüero y el uruguayo Diego Forlán será probablemente de la partida.

El equipo de Copenhague, segundo en la liga danesa a dos puntos del líder, el Aalborg, que precisamente se mide al Getafe mañana, cuenta en sus filas con jugadores importantes como Jesper Gronkjaer, que militó en el Atlético de Madrid sin éxito, y, sobre todo los delanteros Allbäck, Sionko y Nordstrand.

Por su parte, el Villarreal también podría dejar listo su boleto a la siguiente ronda si vence en casa al Elfsborg, que llega a El Madrigal con la intención de quemar el último cartucho, pues es el colista del grupo C tras conseguir sólo un empate en tres partidos. El equipo sueco necesita ganar al Villarreal y espera a ver qué ocurre en el otro encuentro entre el AEK y el Mladá, aunque la clasificación de los escandinavos es más que una utopía.

Sin embargo, al igual que Aguirre, Pellegrini realizará de nuevo rotaciones. Así, además del retorno de Diego López a la portería, jugadores como Matías Fernández, Ángel o Tomasson volverán al equipo titular, aunque las principales novedades de los castellonenses son las altas Pellegrini ya puede contar con el delantero italiano Rossi y el central Gonzalo Rodríguez, si bien ambos necesitan recuperar el ritmo de competición antes de volver a jugar.

En el resto de la jornada la emoción estará en Nuremberg, donde el conjunto alemán recibe a un AZ Alkmaar holandés que sabe que con los tres puntos estará clasificado antes de enfrentarse al Everton en el último partido al igual que el Hamburgo, que se enfrenta al Dínamo de Zagreb, mientras que el Basilea suizo buscará el punto que necesita ante el Brann Bergen. Además, mañana se vivirá un nuevo duelo hispano-escandinavo, cuando el Getafe se enfrente al líder de la liga danesa, el Aalborg.

Un gol de Filippo Inzaghi dio al Milan el triunfo casero ante el Celtic Glasgow (1-0), que da el primer puesto del grupo al equipo milanista, que también clasifica al escocés, beneficiado por el resultado del otro partido del grupo, y que eleva al delantero italiano al primer lugar de los goleadores europeos.

Pippo Inzaghi, todo un veterano de 34 años, y un oportunista como pocos, tenía esta noche una cita con la historia: iniciaba la contienda con 62 goles continentales en su haber, compartiendo la primera plaza con el mítico alemán Gerd Müller.

Desde esta noche Inzaghi es líder en solitario, eso sí con goles en la Intertoto y en la fase preliminar de la Liga de Campeones y con más partidos europeos disputados que Müller; pero la historia ya le encumbra como máximo goleador de las competiciones europeas.

Independientemente de cuanto aconteciera en el otro partido del Grupo D, Shakhtar Donetsk-Benfica, un empate bastaba a Milan y Celtic para lograr su respectivo objetivo: a los milanistas, ya clasificados para los octavos desde la anterior jornada, para pasar como primeros; al Celtic para acceder a la siguiente ronda como segundos.

Y es que el Celtic, de perder y ganar el Shakhtar, se quedaría sin los octavos de final de la Liga de Campeones, teniéndose que conformar con el premio menor de la Copa de la UEFA. El Celtic salió, desde luego, descaradamente en busca de mantener la igualada inicial; con cinco centrocampistas y un solo atacante. Pero sobre todo con una actitud digna del mejor catenaccio italiano, muy cerrado en propio campo, con una fuerte presión, no concediendo espacios al rival, tocando mucho en corto y prácticamente despreciando la meta local.

El partido se cerró con un 1-0 que dejó contentos a todas las partes. Ahora le espera al Milan su viaje a Tokio para participar en el Mundial de clubes; un título especialmente deseado esta campaña por los milanistas. El Celtic se fue derrotado, pero acompañando al conjunto milanés en los octavos de final, gracias al Benfica.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios