Arthuro fue rey durante su fugaz paso por el Sporting

  • Para el brasileño, el partido del domingo será "muy especial"

"Un buen delantero, con una zurda muy potente y al que, si le llega un balón por el área, no suele perdonar". Así definía un compañero de Gijón a Arthuro. Porque el de Coritiba dejó un buen recuerdo durante su breve paso por el Sporting hace dos temporadas.

El brasileño completó una buena temporada de rojiblanco. Tanto que al año siguiente llegó a debutar en Primera con el Alavés. Metió seis goles y, pese a empezar como suplente, acabó ganándose la confianza de Marcelino.

El delantero, así, sólo tiene palabras bonitas para sus antiguos colores: "El trato con la afición, con la gente, con el club... Fue un recuerdo muy bonito". Y eso a pesar de pasarlo mal al principio: "Al comienzo fue todo un poquito complicado, pero después tuve mi oportunidad y la aproveché".

De hecho, el recuerdo más divertido y cariñoso que conserva de aquella época es el apodo que se ganó a base de esfuerzo: "El Rey Arthuro me llamaban". Eso sí, toca ganar. "Por supuesto", dice. De hecho, él junto con el resto de la plantilla han hablado de las "ganas que tenemos todos de conseguir una victoria que hace tiempo estamos esperando".

En lo personal, dice estar ya recuperado de unos "problemas personales que me han afectado y que he podido solucionar en Brasil", y reconoce que se encuentra más centrado "en el fútbol, que es lo que me da de comer". Incluso desaprovechó un día de permiso extra para volver a la par que el resto. Todo en pos de recuperar la senda del triunfo. En el día de Reyes, aquel a quien un día le llamaron rey quiere volver a reinar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios