El Arcángel contará con 4.425 asientos más

  • La construcción de la grada de fondo norte deja la capacidad total del recinto en 18.214 plazas

Ernesto Hita, consejero de infraestructuras del Córdoba, confirmó ayer que la capacidad total del estadio de El Arcángel para la campaña 2008-2009 quedará en 18.214 plazas, tras la finalización de la obra del fondo norte del recinto, que albergará finalmente 4.425 localidades.

Hita desglosó cómo quedará distribuida la futura grada que, previsiblemente, esté concluida para el último fin de semana de agosto. Así, el graderío bajo posee un total de 3.013 asientos, a los que hay que sumar los 725 de la grada alta. A éstos hay que añadirle 400 plazas más que se incorporarán al aforo de preferencia, al igual que las 108 que se sumarán a la futura grada de tribuna, pero que ya estarán disponibles la próxima campaña.

El club también ha dispuesto 21 localidades destinadas a minusválidos y 158 plazas para palcos, repartidas en cinco zonas con capacidad para 22 personas y ocho más con seis asientos.

Con respecto a las 400 plazas que se incluyen en la nueva obra, pero que formarán parte de la grada de preferencia, el consejero explica que "se separarán del fondo norte a través de un cerramiento de metacarbono", mientras que las 108 localidades "de la cuña que pega a tribuna" no se pondrán a la venta en forma de abono, sino "sólo por entradas".

Ernesto Hita confía en que la obra esté terminada antes del comienzo de la liga, el próximo 31 de agosto. "En principio tenemos que presumir de que no hay ningún problema. Eso es lo que se ha dicho y eso es lo que se está haciendo", afirma el rector cordobesista, quien apostilla que "una obra siempre es una obra y pueden surgir muchísimos inconvenientes", aunque, "de momento, no hay nada que justifique para que no nos creamos que se va a terminar en los plazos establecidos en un principio".

El consejero blanquiverde asevera que "la obra va a un ritmo bueno y lo máximo que puede pasar es que sufra un retraso de unos días", por lo que concluye que "no hay motivos para que nos preocupemos".

Las labores se centran ahora en terminar el montaje de la cubierta superior, así como el cerramiento exterior de la grada. Una vez finalizados dichos trabajos se procederá a realizar "todos los retoques de las escaleras y replantear y poner todos los asientos", explica el propio Hita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios