córdoba c.f.

Un visitante bastante propicio

  • El Oviedo no gana lejos del Carlos Tartiere desde el 17 de diciembre y encadena tres empates y tres derrotas en sus seis últimas salidas

  • El CCF ha crecido a partir de su fortaleza en casa

Javi Galán dispara ante la oposición del jugador del Oviedo Cotugno, en el partido de la primera vuelta de este curso, disputado en el Carlos Tartiere. Javi Galán dispara ante la oposición del jugador del Oviedo Cotugno, en el partido de la primera vuelta de este curso, disputado en el Carlos Tartiere.

Javi Galán dispara ante la oposición del jugador del Oviedo Cotugno, en el partido de la primera vuelta de este curso, disputado en el Carlos Tartiere. / lof

El Córdoba tiene el próximo sábado la complicada misión de alargar su racha positiva hasta las cinco victorias consecutivas. Ni los más optimistas del lugar podían pensar en un escenario similar hace unas semanas. Y aunque cada jornada que pasa parece más complicado que el conjunto cordobesista no sufra un pinchazo, lo cierto es que el encuentro ante el Real Oviedo parece una cita propicia para que los blanquiverdes den continuidad una semana más a sus buenas sensaciones y se acerquen aún más a la zona de permanencia, esa que hace sólo un mes estaba a 13 puntos y que ahora se atisba a cuatro.

Los datos, al menos, están del lado cordobesista, pues el Real Oviedo ha demostrado en lo que va de temporada que jugar lejos del Carlos Tartiere no se le da excesivamente, más todavía si se tiene en cuenta su racha abierta de seis visitas sin conocer la victoria. El conjunto carbayón ha ganado sólo tres de los 16 partidos que ha jugado fuera de casa, aunque también arañó seis empates, pero no sabe lo que es saborear un triunfo a domicilio en 2018. De hecho, su última victoria como visitante llegó en la ya lejana jornada 19, ante el Sevilla Atlético (0-1). Aquel triunfo llegó el 17 de diciembre y ahí se secó la producción de los de Anquela lejos del Tartiere. Desde entonces, apenas han sido capaces de sumar tres empates -ante el Huesca (1-1), el Rayo Vallecano (2-2) y el Reus (0-0)-, para caer después en sus visitas al Cádiz (2-1), el Zaragoza (2-1) y el Tenerife (3-1). En total, seis partidos fuera de casa que acabaron sin alegría para un conjunto azulón que es el décimo mejor equipo de la categoría como visitante. Esos números mediocres lejos de su estadio son los que han impedido al Oviedo estar un poco más arriba en la tabla, pese a lo cual el cuadro asturiano se mantiene séptimo con 49 puntos y sigue aspirando a jugar la promoción de ascenso.

El Córdoba, por su parte, parece otro en este tramo de la temporada y una gran parte de la transformación que ha experimentado el conjunto que entrena José Ramón Sandoval se ha llevado a cabo en su feudo. El Arcángel ha visto a su equipo ganar en cuatro de los últimos seis partidos celebrados a orillas del Guadalquivir. Desde la goleada al Reus (5-0) con la que se cerró el 2017, el Córdoba sólo ha cedido ante el Barcelona B (1-2) y el Granada (1-2), aunque ganó al Albacete (1-0), al Valladolid (2-1) y al Lugo (1-0).

El espectacular ambiente que la llegada de la nueva propiedad ha sido capaz de generar en el estadio ha ayudado también mucho a que el equipo cordobesista recuperar cierto brío en su estadio y se haya convertido en un hueso duro de roer, cuando a principio de temporada fue el salvavidas de la mayoría de equipos que necesitaban incrementar su puntuación como visitantes. Ahora, los de Sandoval se sienten fuertes en casa y los dos últimos partidos, en los que se ganó con sendas buenas actuaciones y ante equipos de la zona alta como el Valladolid y el Lugo, son la mejor carta de presentación de un equipo que sabe esperar su momento para atacar los partidos y que dispone de armas muy a tener en cuenta.

El choque del sábado se presenta por tanto como un choque de dinámicas, un factor que equilibra la aparente desigualdad entre un Córdoba que ocupa la vigésima posición y un Real Oviedo que es séptimo y aspira a jugar el play off. En el global de la temporada, la diferencia es aún considerable, pero en el fútbol los estados de ánimo pueden determinar un partido y en ese apartado el Córdoba sabe que el sábado tendrá enfrente a un visitante propicio para dar continuidad a una racha espectacular que le ha puesto a las puertas de salir de un pozo del que ya parecía imposible librarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios