córdoba c.f.

El verdadero golpe en la mesa

  • Sandoval avisa de la importancia de los tres puntos y de jugar antes que los rivales directos, para ejercer presión sobre ellos

  • El técnico se muestra confiado en las opciones de su equipo en un campo "muy difícil"

José Ramón Sandoval, junto a su segundo, llega a la Ciudad Deportiva del Córdoba. José Ramón Sandoval, junto a su segundo, llega a la Ciudad Deportiva del Córdoba.

José Ramón Sandoval, junto a su segundo, llega a la Ciudad Deportiva del Córdoba. / jordi vidal

La semana pasada Edu Ramos habló de dar un golpe sobre la mesa ganando al Lorca, aunque el verdadero golpe de efecto llegaría para el Córdoba si logra los tres puntos en El Sadar ante Osasuna. La victoria ante los lorquinos tenía que entrar obligatoriamente en las quinielas por la salvación, de ahí que Sandoval resaltara ayer la importancia del choque en Pamplona. "Este partido es importante porque jugamos antes que los rivales y podemos dar un golpe encima de la mesa. Sabíamos que era difícil llegar a este punto y lo hemos hecho antes de lo previsto pero ahora tenemos que mantener el mismo pensamiento de que aún no hemos hecho nada", comentó el de Humanes, decicido a evitar "que la responsabilidad perjudique a lo que hemos hecho hasta ahora" porque "si pensamos que esta es la última oportunidad de salir nos equivocamos, sabemos que estamos ahí y para mí lo más importante es saber que dependemos de nosotros mismos".

Sandoval es consciente de la dificultad que entraña la visita a Pamplona, pero confía en su equipo. "Es un partido en el que tenemos que pensar que la intensidad y el esfuerzo es innegociable. El Sadar es un campo muy difícil pero si nosotros nos preocupamos de nosotros mismos podemos competir muy bien con ellos. Tenemos que ir con personalidad y a ganar los tres puntos, que es lo que más falta nos hace. Este Córdoba es diferente y estamos en puertas de salir de abajo, por lo que vamos a pelear por todo", comentó el técnico, que eso sí aviso de que "ellos tienen jugadores de calidad y vamos a tener que estar atentos a las vigilancias defensivas para no sufrir como estos dos últimos partidos", que les han servido para "tener las claves de lo que veníamos haciendo bien y hemos olvidado".

Y es que el pasado domingo, Sandoval no vio a su equipo al nivel esperado. "Reconocimos que no estuvimos a la altura de lo que queríamos. El rival también estuvo a una gran altura", recordó el madrileño, que señaló que "cada domingo hay una oportunidad y el de este domingo será un partido diferente" por lo que espera "que recuperemos sensaciones pero también firmaba repetir sensaciones y sumar tres puntos más" ya que "queremos mejorar cosas pero sobre todo mantener la actitud de ser ganadores, que es lo que nos llevó a la victoria ante el Lorca".

Esa mentalidad es la que ha impulsado al Córdoba desde que Sandoval llegó al banquillo y es lo que el técnico cree que ha cambiado respeto al principio de temporada. "Cuando llegué aquí, si algo tenía que mostrar era trabajo y convencimiento. Es lo que tengo que transmitir a mis jugadores, hacerles ver que son capaces de sacar adelante la situación. Ellos se han soltado y está fluyendo el fútbol que tienen. Mi responsabilidad es que trabajen en equipo y sean un grupo y lo estamos consiguiendo", aseguró, por lo que "si al final del camino se consigue el objetivo yo daré un paso al lado y enseñaré a la gente que es el grupo el que lo ha conseguido".

Al técnico del Córdoba le ha tocado aislar al grupo de todo lo que movieron las desafortunadas palabras de Tebas, en las que insinuó un posible descenso administrativo para los blanquiverdes. "Les he intentado transmitir lo que a mí me han comentado desde arriba. Los jugadores le han dado normalidad al asunto y lo que nos ganemos en el campo no nos lo van a poder quitar. Luis Oliver bajó al vestuario a tranquilizar a los jugadores y les contó la realidad", comentó el madrileño, que también quiso transmitir a la afición "tranquilidad, porque si en lo deportivo triunfamos el Córdoba va a estar en Segunda el año que viene". Y es que a su juicio, las palabras de Tebas estaban fuera de lugar. "Todos los que tenemos responsabilidad en el mundo del fútbol tenemos que cuidar lo que decimos porque podemos herir sentimientos. Detrás de esto hay aficiones con sentido de pertenencia a las que no les gusta escuchar estas cosas", recordó, aunque también lanzó un dardo al presidente de LaLiga al señalar que "cada uno es responsable de sus palabras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios