El turno de Pawel para paliar los males defensivos

  • El meta polaco puede ser unas de las novedades del once de cara al partido del domingo frente al Tenerife

Pawel Kieszek, durante una sesión de entrenamiento. Pawel Kieszek, durante una sesión de entrenamiento.

Pawel Kieszek, durante una sesión de entrenamiento. / barrionuevo

Con las malas sensaciones dejadas en el encuentro del pasado sábado en el Mini Estadi ante el Barcelona B, Luis Carrión debe paliar los males defensivos de un equipo que hace aguas. En este sentido, tras probar prácticamente todo atrás, una de las cosas que le falta es el cambio del portero, que podría llegar el domingo.

Igor Stefanovic, que llegó este verano, asombró con sus buenas intervenciones en pretemporada y parecía que no abría problemas en el arranque liguero, en el que Pawel seguía recuperándose de su lesión. De hecho, el meta polaco no estuvo presente en ninguna de las dos primeras convocatorias del técnico catalán. Ya estuvo para la cita ante el Zaragoza y también en Barcelona, aunque vivió el partido en el banquillo. Entre un duelo y otro, hubo partido de Copa del Rey. Ahí el preparador cordobesista no lo dudó y apostó por Pawel ante el Lorca, donde demostró su buen nivel, a pesar de ser el primer partido que jugaba tras tres meses de parón.

Pawel jugó en Lorca en Copa tras recuperarse de la lesión que lo tuvo apartado tres meses

Un largo periodo en el que se tuvo que recuperar de una rotura del tendón extensor con afectación de la cápsula del quinto dedo de la mano derecha. La operación fue en la recta final del curso pasado. De hecho, estuvo ocho meses con problemas pero no decidió parar hasta que el equipo logró la permanencia en Vallecas. Con la salvación en el bolsillo, Pawel entró en quirófano el pasado 5 de junio. Luego fue el turno de una recuperación que se alargó tres semanas más, lo que aprovecharon los servicios médicos para hacerle una estabilización quirúrgica del pulgar.

Todo ello quedó atrás y Pawel ya es uno más. Su estreno en Copa le sirvió para comprobar que no ha perdido el buen hacer del curso pasado. No obstante, ahora sólo se trata de coger ritmo a base de partidos. Stefanovic, titular hasta la fecha, puede perder ese privilegio tras los cuatro goles encajados el pasado sábado en el Mini Estadi. Además, en el segundo de los goles de los azulgranas, el cancerbero serbio no estuvo muy afortunado, por lo que el relevo de la portería puede ser un hecho real este domingo frente al Tenerife.

La entrada de Pawel sería una de las posibles variantes del once de Carrión de cara al compromiso ante los tinerfeños, pero es posible que no sea la única. De hecho, para paliar los problemas defensivos, la vuelta a la titularidad del meta polaco puede aportar una seguridad extra a una defensa muy floja, en la que de momento no ha destacado nadie. Un quebradero de cabeza que sigue su curso para Carrión y que de momento puede remediarse con la entrada de Pawel en el once. Eso sí, el meta polaco no hace tampoco milagros y la aportación defensiva debe mejorar bastante. Ahí se incluye la intensidad, que dejó mucho que desear el pasado sábado ante un filial azulgrana que campó a sus anchas en el verde sin que hubiese respuesta de la parcela defensiva del conjunto blanquiverde. A expensas de la mejora, Pawel llega al rescate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios