Todos los sistemas a la primera

  • Carrión empezó ante el Cádiz con su clásico 4-3-3 para pasar luego al 4-4-2 y terminar con un 4-2-3-1

Luis Carrión charla con el director de fútbol, Álex Gómez, durante la sesión. Luis Carrión charla con el director de fútbol, Álex Gómez, durante la sesión.

Luis Carrión charla con el director de fútbol, Álex Gómez, durante la sesión. / álex gallegos

El Córdoba de Luis Carrión se asienta sobre un 4-3-3, pero ya en la primera parada del campeonato ofreció las otras dos variantes que el técnico probó durante la fase de preparación: el 4-4-2 y el 4-2-3-1. La exigencia del marcador, de cara para el Cádiz desde el primer minuto y ampliado a la media hora de juego, obligaron al entrenador blanquiverde a agitar la pizarra con más celeridad de la deseada en busca de una reacción que no llegó, pues el gol de Markovic precedió al pitido final.

Desde que el Córdoba comenzó a preparar la temporada ya en curso el pasado 14 de julio, Carrión reforzó su apuesta por el 4-3-3. Ya fue el dibujo que el preparador catalán utilizó en la fase final del ejercicio anterior, aunque ahora ha tratado de ir un paso más allá partiendo desde la confección de la plantilla y continuando con conceptos tácticos. Sobre ese plan giró la mayor parte del trabajo durante la pretemporada, si bien también hubo lugar para ver en acción alguna variante más, tanto en los entrenamientos como en un par de los ocho amistosos estivales.

Con el objetivo de exprimir al máximo las oportunidades con balas de fogueo que ofrece el verano, Carrión utilizó el 4-2-3-1 durante los primeros 60 minutos del último partido durante el stage de concentración en Benahavís, con el Sanluqueño como enemigo. Es la variante en la que encaja de manera más normal Markovic, con ese estilo box to box que lo aleja de los mediocentros sin llegar a convertirlo en punta. Y la que el técnico ordenó cuando dio entrada al serbio el sábado frente al Cádiz en sustitución de Alfaro, en el minuto 70, colocándolo por detrás de Jona y escoltado por Sergi Guardiola en la derecha y Javi Galán en la izquierda. De hecho, pisando área, Sasa fue el autor del gol del honor cordobesista, ya en la última acción del partido al cabecear un envío de Javi Lara desde el perfil izquierdo.

Pero antes de esa variación táctica, el desarrollo del encuentro y el segundo gol visitante a los 34 minutos obligaron a Carrión a agitar por primera vez la pizarra. Descontento por la salida de balón que Joao Afonso estaba realizando desde la defensa -así lo explicó luego en sala de prensa-, retiró al luso para colocar a Edu Ramos como central y pasar a jugar con Jona y Guardiola como referentes ofensivos. Un 4-4-2 que en demasiadas ocasiones y forzado por la precipitación se convirtió en un 4-2-4 que llegó a partir más a un equipo que de una u otra forma nunca llegó a tener de forma clara el control de la situación, ya no del marcador. Fue la segunda prueba con los dos delanteros juntos en la zona central del ataque tras el cuarto de hora final del choque ante el Extremadura de una semana antes, el penúltimo de una fase de preparación inmaculada que ya es historia. La batalla real ya ha comenzado, y con una agitación que no entraba en las quinielas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios