córdoba c.f.

La revolución Sandoval

  • El técnico advierte desde su estreno como cordobesista que introducirá cambios para buscar la reacción ya desde el Granada

  • Su primera prueba, defensa de cinco y dos pivotes posicionales

Sandoval exige a Bambock, que sigue con el grupo pese a no poder ser inscrito. Sandoval exige a Bambock, que sigue con el grupo pese a no poder ser inscrito.

Sandoval exige a Bambock, que sigue con el grupo pese a no poder ser inscrito. / fotos: jordi vidal

José Ramón Sandoval ya tiene mando en plaza en el Córdoba. El técnico madrileño dirigió ayer sus dos primeros entrenamientos -hoy repetirá plan- mostrándose activo, intenso y dialogante con unos jugadores a los que debe convencer de que el milagro de la permanencia sigue siendo posible pese al déficit de once puntos que el cuadro blanquiverde debe recuperar en apenas 16 jornadas. De momento, el contacto con la plantilla ya le ha hecho aumentar su ya de por sí elevado optimismo, algo que tendrá que refrendarse en el terreno de juego ya el domingo ante el Granada (El Arcángel, 16:00), una cita en la que su mano empezará a notarse con cambios: seguro de hombres y tal vez hasta de sistema. Todo sea por encontrar de una vez por todas la fórmula del éxito.

Con una carga de trabajo mayor de la esperada para ser una primera toma de contacto, pero forzada porque no hay tiempo que perder, el técnico de Humanes exprimió al máximo al grupo, que respondió con exigencia, intensidad y predisposición a sus directrices. Porque al contrario que otros entrenadores de pasado reciente es el propio Sandoval el encargado dirigir la mayor parte de las sesiones, con apoyo en su segundo, Ismael Martínez, y los preparadores físicos que permanecen en el club, Cristóbal Fuentes y Javi Poveda; Sebas Moyano, como es normal, sigue con el trabajo individualizado con los porteros, aunque al menos en la jornada matinal, se le pudo ver subido a la grada para grabar los ejercicios, en esta ocasión centrados en la posesión y el robo/presión, practicados por el plantel.

El madrileño se mostró muy activo y dialogante con un grupo que elevó su intensidad colectiva

Aunque todavía es pronto, sobre todo teniendo en cuenta que Sandoval contará con al menos cuatro sesiones más para terminar de conocer qué material humano tiene a su disposición, si una idea está ya en la cabeza del madrileño es que debe agitar el equipo para buscar la esperada reacción. "Tiene que haber cambios, no vamos a negarlo, pero según vayamos entrenando lo mismo la percepción de los jugadores cambia y, si algo quiero, es no equivocarme", comentó el entrenador en la Cadena Ser. La primera mirada se dirige directamente a la alineación, pero quizás también haya variación de dibujo táctico para plantar cara al Granada y, fundamentalmente, tratar de acabar de una vez por todas con la sangría defensiva, porque con una media de casi 1,9 goles encajados por partido es imposible llegar a ningún lado.

De entrada, con una línea de zagueros con aroma de titular, Sandoval probó ayer con tres centrales y dos carrileros: Fernández y Javi Galán por los costados, con Caro caído a la derecha, Aythami de libre y Jesús Valentín más hacia la izquierda. No es el sistema de cabecera del de Humanes ni mucho menos, toda vez que durante su carrera ha exprimido sobre todo el 4-2-3-1 o el 4-4-2, pero quizás sí sea la fórmula más idónea para proteger el arco propio. Más aún si por delante junta a dos pivotes posicionales como Álex Vallejo y Edu Ramos, que formaron en el mismo equipo, también con Sergi Guardiola como referencia. Así, sólo quedarían un par de sitios para ejercer la función de enganche, para los que el abanico de posibilidades es mucho mayor, quizás con Aguza como favorito para ocupar uno por su versatilidad. Queda claro que es sólo una prueba, que a buen seguro irá acompañada de otras en los próximos días, pero la idea ya está sobre la mesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios