¿Por qué no puede fichar el Córdoba en enero?

  • El club tiene un déficit de 1,2 millones tras no haber alcanzado lo presupuestado en traspasos en verano

Carlos González, junto a la directora de comunicación del club, durante su comparecencia del pasado viernes. Carlos González, junto a la directora de comunicación del club, durante su comparecencia del pasado viernes.

Carlos González, junto a la directora de comunicación del club, durante su comparecencia del pasado viernes. / juan ayala

Carlos González incidió el pasado viernes en la imposibilidad que tiene el Córdoba de fichar en este mercado de invierno por tener superado el límite salarial impuesto por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el pasado verano. El déficit actual de la entidad blanquiverde es de 1,2 millones, pero ¿cómo puede haber superado por tanto el tope establecido? ¿Qué podría hacer para poder reforzar el plantel en enero? ¿Qué consecuencias puede tener en el futuro?

Según los criterios establecidos por la patronal, tal y como refleja en un artículo publicado ayer en La Nueva España el experto Roberto Bayón, los clubes de Segunda División contarán en la partida de traspasos incluida en el presupuesto con un máximo del 0,8% sobre la media de transacciones de las tres últimas temporadas. En el caso del Córdoba, su promedio es de 2,078 millones, pues en los cursos 14-15, 15-16 y 16-17 vendió a por valor de 6,235 millones a Juan Carlos (Rayo Vallecano), Crespo (Aston Villa), Florin Andone (Deportivo) y Fidel (Almería); el factor de corrección deja el tope en 1,663 millones, que es precisamente la cantidad que presupuestó el club el pasado verano.

La ampliación de capital sólo supondría un 25% del valor tras dejar a cero el déficit actual

El problema viene cuando la entidad, al cierre del mercado estival, sólo percibió 100.000 euros por el traspaso de Borja Domínguez al Alcorcón. Al no llegar a la cantidad de beneficios anunciada, el Órgano de Validación de la LFP permite incluir el 20% de la cantidad presupuestada, lo que deja en el caso cordobesista una cifra de 0,433, que es tenido en cuenta a la hora de ajustar el tope salarial. De esta forma la resta entre lo presupuestado (1,663) y la cifra obtenida (0,433) deja un déficit de 1,23 millones de euros.

Ante este balance negativo, la propiedad tiene varios caminos para poder fichar, pero todos pasan por dejar esa cuenta a cero. Es decir, de partida, Carlos González tendría que liquidar esos 1,2 kilos. A partir de ahí, la solución más factible pasaría por un aval personal -es lo anunció el pasado miércoles el grupo de Jesús León y Luis Oliver- o una ampliación de capital, ambas vías descartadas por el actual máximo accionista. Pero ojo, que en el segundo extremo, no todo lo aportado de nuevas podría ser utilizado, sino sólo un 25% de la cantidad inyectada.

De cara al futuro, y siempre que continué la próxima temporada bajo el amparo de la LFP, para lo que es básico no descender, el Córdoba deberá también dejar a cero ese déficit que mantiene en la partida de traspasos. En caso de no hacerlo, su límite salarial para el próximo ejercicio se vería afectado negativamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios