Córdoba CF

Sin presión y a por todas

  • Llega con el descenso prácticamente asumido, sin Cristian González y a expensas de Carlos Fernández

Marc Gual trata de salir de la presión del sportinguista Bergantiños. Marc Gual trata de salir de la presión del sportinguista Bergantiños.

Marc Gual trata de salir de la presión del sportinguista Bergantiños. / juan c. muñoz

El Sevilla Atlético tiene asumido el descenso. Ocupa la última plaza y eso precisamente le hace ser más peligroso, pues juega sin presión alguna. Tras encadenar 10 derrotas, ha sumado siete de los últimos 12 puntos disputados, al derrotar al Zaragoza y el Barça B, e igualar con el Granada, mientras que sólo perdió con el Tenerife.

El filial no ha conseguido despegar esta temporada. Tras ser uno de los equipos revelación el pasado curso, le están pasando factura las numerosas salidas de jugadores el verano pasado. No siguieron entre otros Bernardo Cruz, Ivi, Diego González, Cotán o Borja Lasso, lo que les obligó a modificar notablemente una plantilla que no ha encontrado ni la solidez ni la eficacia del ejercicio pasado. Además, el nuevo técnico, Luis García Tevenet, no ha conseguido imprimirle chispa. El filial despliega buen juego, domina y dispone de multitud de ocasiones, aunque la mala suerte y la falta de definición le están pasando factura.

sin balón

El técnico se ha mantenido firme en su idea de juego a pesar de los resultados. Siempre intenta tener la posesión del balón y realiza una presión muy alta cuando lo pierde con el objetivo de lograr una rápida recuperación en lugares peligrosos para el rival. Pero los errores en campo propio y la falta de acierto arriba le han impedido conseguir buenos resultados.

Aunque ha utilizado tanto a Ondoa como a Caro, el que más minutos ha jugado en portería es Soriano. Por delante, suelen actuar David Carmona y Matos en los laterales, jugadores que aportan recorrido y son ofensivos. Y en el eje central se desenvuelven Álex Muñoz y Berrocal, con la opción de Konyk y sin el sancionado Cristian González. Todos ellos algo blandos y con despistes propios de su edad.

con balón

En el doble pivote, Tevenet busca la fuerza y el despliegue físico. Fede San Emeterio es innegociable, un jugador que aporta gran equilibrio tanto a nivel defensivo, con un gran trabajo en la recuperación, como a nivel ofensivo, con la creación de juego. Distribuye desde atrás y controla el juego aéreo. Junto a él baraja una serie de opciones como Yan Eteki, Felipe Carballo o Aburjania, todos ellos también con un gran despliegue físico.

Por delante, coloca tres mediapuntas de una gran calidad con jugadores como Pozo, Lara, o Curro, a los que aprietan Boutobba, Mena, Olavide o Cantalapiedra, jugadores muy móviles, con velocidad, descaro y buen golpeo. Arriba será titular Carlos Fernández si no está con el primer equipo, con las alternartivas de Gual o Martín.

lo mejor

Juventud y calidad.

lo peor

Escasa contundencia en las áreas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios