El plan sigue su curso

  • El conjunto blanquiverde se repone de un mal arranque y vence con bastante solvencia al Extremadura para seguir con su pleno de victorias

  • Guardiola continúa en estado de gracia

Caballero controla el balón ante la presión de un jugador del Extremadura. Caballero controla el balón ante la presión de un jugador del Extremadura.

Caballero controla el balón ante la presión de un jugador del Extremadura. / córdoba cf sad

El Córdoba logró la séptima victoria de la pretemporada y estiró un partido más su magnífica racha estival ante el Extremadura, conjunto de Segunda División B al que superó con solvencia, después de un inicio dubitativo y una mejor segunda parte. El conjunto blanquiverde, que apenas realizó dos cambios y presentó un equipo con muchos hombres que a buen seguro serán titulares en el estreno liguero, volvió a dejar dudas en la presión al rival y a la hora de sacar el balón desde atrás. Eso sí, también quedó patente en el Francisco de la Hera que el nuevo CCF tiene gol y ve portería con facilidad, además de una interesante variedad de posicionamientos tácticos en el juego de ataque.

Con un once inicial que a buen seguro se parecerá bastante al que arranque la liga dentro de una semana contra el Cádiz, el Córdoba pudo adelantarse cuando aún quedaban muchos aficionados por tomar asiento en el Francisco de la Hera. Una internada de Fernández en el primer minuto de partido se saldó con un pase raso a Sergi Guardiola, que empujó el balón a la red, aunque la jugada quedó invalidada por un supuesto fuera de juego del lateral derecho cordobesista. Ese zarpazo fue un auténtico espejismo porque lo cierto es que el Córdoba no saltó al césped nada enchufado. Poco tardó en hacerlo patente el Extremadura, que se adelantó en el minuto siete en su primera oportunidad. Jairo sorprendió a Pinillos y cedió a Jesús Rubio, que ajustició con facilidad a Stefanovic.

El conjunto azulgrana sorprendió en los primeros 20 minutos al CCF con su alta presión, algo que dificultó sobremanera a los de Carrión a la hora de sacar el balón desde atrás. Así, el juego del Córdoba no encontraba continuidad y las ocasiones llegaban de manera aislada, como un remate de Sergi Guardiola que se marchó por poco desviado de la meta de Marc Vito. Pero en defensa seguían los problemas y Pardo volvió a dejar en evidencia a Pinillos al cuarto de hora, obligando a Stefanovic a intervenir. Cuando más sufría el CCF llegó el empate, en una jugada absurda en la que Aitor despejó hacia la meta de Marc Vito y el arquero cedido por el conjunto blanquiverde se resbaló y vio como el balón entraba manso en su portería.

A mediados del primer tiempo el Córdoba se hizo más con el control del choque y empezaron a aparecer algunas de sus mayores virtudes. Principalmente, la capacidad para salir rápido al ataque tras recuperar el balón. Los extremos, ocupados por Jaime Romero y Alfaro empezaron a aparecer y poco tardó Sergi Guardiola en cazar un balón para adelantar a su equipo. Alfaro recibió un balón largo desde la izquierda, superó con clase a su parte y asistió a Guardiola para que marcara a placer. Con el marcador a favor llegaron los mejores minutos del conjunto blanquiverde, que tuvo más el balón y pudo ampliar rentas con un potente disparo de Jaime Romero, tras otra buena asistencia de Alfaro.

Al segundo tiempo salió más enchufado el Córdoba, que desde el primer momento mantuvo más control del juego y pudo hacer transiciones más largas. Al dominio visitante también ayudó el carrusel de cambios del Extremadura, que fue refrescando el equipo poco a poco, aunque eso contribuyó a dar cierta sensación de descontrol en el juego del conjunto extremeño. Javi Lara fue el primer en probar a Marc Vito tras la reanudación, con un disparo potente desde fuera del área que el joven arquero sacó con muchos apuros. Diez minutos más tarde, Jaime Romero lo intentó con un disparo raso y cruzado que se marchó fuera por muy poco. El dominio era total para el Córdoba aunque el Extremadura tuvo el empate en una nueva internada por la banda derecha, esta vez de Álex Díez, que sacó el centro ante la pasividad de Pinillos, si bien Willy no fue capaz de contactar con el balón en boca de gol. La sentencia llegó cuatro minutos después, en el 77, cuando Aitor cometió un tremendo error dejando pasar un balón hacia Marc Vito que agarró Sergi Guardiola para firmar su doblete particular y certificar el triunfo de los blanquiverdes.

La victoria del Córdoba pudo ser incluso más amplia, si Javi Lara llega a acertar con la meta del Extremadura en el minuto 80, cuando se sacó un gran disparo tras combinación con Pinillos, aunque el cuero fue repelido por Marc Vito. Esa fue la última ocasión clara de un Córdoba que, aun con detalles importantes por pulir, sigue dejando una buena imagen en su pretemporada y, sobre todo, sigue ganando con mucha solvencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios