"Mi persona generaba un clima de tensión grande"

  • El ya extécnico del CCF pide "unidad" y asume su responsabilidad por la marcha del equipo

"Mi persona generaba un clima de tensión grande" "Mi persona generaba un clima de tensión grande"

"Mi persona generaba un clima de tensión grande"

Antes de que el club diera paso a Juan Merino como nuevo técnico, tocaba cerrar la etapa de Luis Carrión, que compareció en sala de prensa arropado por toda su plantilla y el personal no deportivo de la entidad, además del director de fútbol del Córdoba, Álex Gómez. El barcelonés pidió "unidad" en torno a un equipo que sigue viendo capacitado para mejorar la situación actual, aunque reconoció que su persona "generaba un clima de tensión grande que quizás haya podido influir en el rendimiento de algún jugador".

Sobre su destitución, el entrenador catalán reconoció que "estuve después del partido hablando con el Consejo de Administración, con la propiedad y ahí más o menos llegamos a una decisión, que creíamos que era lo mejor. Así se tomó la decisión y se alargó un poco más pero sin maldad, por intentar llegar a un acuerdo", ya que la rescisión para él "no era un problema, igual que cuando renové tarde dos segundos en decir que sí, pues a la hora de rescindir será parecido".

La plantilla al completo y el personal del club acompañaron al catalán en su despedida

Carrión, que dejó claro que su desvinculación del club es total porque quiere "buscar otro equipo para entrenar y crecer como profesional", quiso quedarse con el respaldo de la plantilla en el adiós. "Lo mejor ha sido quizás ver esto, encontrarme a tanta gente aquí. Como entrenadores o futbolista a todos nos gustaría ganar títulos o conseguir objetivos pero el título más importante que te pueden dar el de considerarte buena persona y con esto de hoy creo que se me considera así. Lo peor, ha habido bastantes cosas. Dentro de que lo peor es que acaba todo, pero hay muchas cosas malas en la vida y esta es una más". El barcelonés aseguró que "no hay que intentar culpar a nadie y tratar de buscar soluciones para crecer, porque si pensara que la culpa la tienen los demás estaría muy equivocado".

El ya extécnico del Córdoba reconoció errores en su etapa como blanquiverde: "Seguramente me habré equivocado en algunas cosas a la hora de tomar decisiones o afrontar algunos partidos, aunque entiendo también que esta es una ciudad difícil en cuanto al fútbol cuando las cosas van mal". Carrión es consciente de que su persona "generaba un clima de tensión grande y quizás eso haya podido perjudicar algún rendimiento de algún jugador, y a lo mejor saliendo yo mejora un poco eso, porque el nivel de la plantilla por supuesto que está y los jugadores tienen calidad para estar mejor de lo que estamos".

Para que el equipo pueda salir de la situación que atraviesa, Carrión considera que "es muy necesario que todo el mundo esté unido, que todo el mundo entienda que hay unos responsables más claros, yo soy uno de ellos, y que los jugadores tienen que dar un rendimiento. Pero tenemos que entender que responsables somos todos", tras lo que pidió "unidad" porque "en el momento que se consiga que todo el mundo reme en la misma dirección, todo irá a mejor", apostilló.

Con el aplauso de los futbolistas y los gestos de cariño del personal del club se cerró la etapa como blanquiverde un hombre que, al margen de merecimientos, se va con la espina de no haber podido triunfar en la que considera su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios