córdoba cf | CD TENERIFE

Con el objetivo inalterable

  • El conjunto chicharrero apuesta de nuevo por el ascenso conservando su columna vertebral pese a los 12 refuerzos

  • Suso y Villar, importantes bajas

Tayron intenta llevarse el balón ante la presión de Raúl Baena (Granada). Tayron intenta llevarse el balón ante la presión de Raúl Baena (Granada).

Tayron intenta llevarse el balón ante la presión de Raúl Baena (Granada). / lof

El Tenerife parte una campaña más con el objetivo del ascenso a Primera División, después de quedarse a sólo un gol la pasada temporada en la eliminatoria final con el Getafe (antes eliminó al Cádiz aprovechando el factor campo, al ser cuarto). El equipo chicharrero mantiene como técnico a José Luis Martí, que llegó mediado el curso 15-16 para sacarlo de los puestos de descenso, algo que consiguió para ya la pasada campaña mostrar a un conjunto capaz de todo. En su tercera campaña, de nuevo ha puesto sus miras en una máxima categoría que el club pisó de forma efímera por última vez en la temporada 09-10. Para este nuevo proyecto mantiene una importante columna vertebral, aunque han llegado hasta 12 nuevos jugadores, algunos con experiencia en la élite, destacando Juan Carlos, Longo, Juan Villar, Aveldaño, Montañés, Malbasic o Casadesús.

sin balón

Martí pretende que su equipo robe el balón lo más arriba posible, intentando que el rival no se sienta cómodo para, ya con la posesión, salir con velocidad, con rápidas transiciones ofensivas que deben acabar siempre. El técnico trata que el Tenerife busque la portería rival, mostrándose de nuevo rápido, vistoso y sólido.

Salvo un cambio obligado por lesión, Martí ha utilizado la misma línea defensiva en las primeras cuatro jornadas. Le gusta jugar con un 4-2-3-1 que a veces transforma en un 4-3-3. Con Dani Hernández en la portería, Luis Pérez y Camille ocupan los laterales -Raúl Cámara e Iñaki son las alternativas-, siendo cumplidores atrás, mostrándose firmes y rocosos y, sobre todo en el caso del excordobesista, proyectándose por la banda creando mucho peligro y sorprendiendo continuamente con sus irrupciones en campo contrario.

Como pareja de centrales, el Tenerife viene utilizando a Carlos Ruiz y Jorge Saénz, jugadores expeditivos, contundentes, con buen juego aéreo y buena salida de balón. Aveldaño cubre cualquier contingencia en esta zona.

con balón

Por delante de la zaga, Vitolo y Aitor Sanz ocupan el doble pivote, con la alternativa de Alberto Jiménez. Es la misma pareja de la pasada campaña, dos jugadores que ofrecen mucho trabajo sin balón y que sacan a relucir un enorme ramillete de recursos técnicos para iniciar el juego. Vitolo es la brújula del equipo, con mayor carácter ofensivo y de construcción; Aitor Sanz es el roba balones, encargándose de dar continuidad al juego y mantener compacto el equipo. Además, cada vez que se acerca a la frontal del área rival, busca finalizar. Los dos tratan de imponer su liderazgo y carácter.

Por delante, la baja del sancionado Suso Santana podría dar la oportunidad en la derecha a Montañés o Malbasic. El perfil izquierdo y el centro de las mediapuntas son para Juan Carlos y Tayron. Sin el capitán y Juan Villar, el Tenerife pierde en experiencia pero mantiene profundidad y verticalidad, pues todos son jugadores que aportan un gran juego exterior llegando con facilidad arriba y haciendo mucho daño con sus centros y sus basculaciones interiores. Como referencia ofensiva, Longo parte con ventaja, si bien el joven Brian Martín podría tener una nueva oportunidad. Víctor Casadesús puede estrenarse por fin.

lo mejor

Solidez y velocidad en las contras.

lo peor

Las bajas, sobre todo la de Suso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios