córdoba c. f.

El mejor estímulo, el pasado

  • Carrión prefiere relativizar el mal arranque de competición y recuerda la reacción de la temporada anterior

Luis Carrión sigue con atención un entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva. Luis Carrión sigue con atención un entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva.

Luis Carrión sigue con atención un entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva. / barrionuevo

"Analizo el año pasado y este, y entonces era mucho más difícil". Ese simple mensaje extraído de la comparecencia de prensa de ayer de Luis Carrión refleja la tranquilidad con la que el técnico catalán está manejando la situación actual del Córdoba, en puestos de descenso desde el pasado lunes y con un balance de tres puntos de 12 en su casillero. Su confianza en que el proyecto se va a relanzar es total, aunque para ello es básico reforzar los aspectos positivos y, sobre todo, corregir los numerosos errores que se han concentrado en el juego sin balón, porque con una media de dos goles encajados por partido es del todo imposible que los resultados lleguen.

En los 31 partidos que Carrión acumula al frente del primer equipo -uno en el curso 13-14, 26 en el pasado y los cinco del actual- ya ha vivido situaciones comprometidas. ¿Más que la actual? Quizás, sobre todo porque ahora la competición no ha hecho más que comenzar. A su juicio, el campeonato anterior, cuando relevó a Oltra tras la jornada 16, fue "mucho más difícil, con menos tiempo, más presión y lo sacamos bien". Y a eso se agarra para pensar que el futuro volverá a ser de color para el Córdoba, pese a la mala puesta en escena: "Llevamos cuatro jornadas que no han sido lo mejor, pero son sólo cuatro y hay que trabajar para hacer un buen partido, pues si ganas, todo cambia".

Más allá de la decisión final sobre el arquero, la baja de Lara obliga ya a un cambio en el once

¿Qué hay que hacer para variar esa dinámica? Lo principal es "mejorar en defensa, pues los rivales no han necesitado mucho para hacernos gol; hay que mejorar eso porque los equipos que están arriba al final son los que encajan poco". De momento, no es el caso del Córdoba, que abre la zona de descenso con sólo tres puntos y ya es junto al colista Nàstic y la Cultural Leonesa el equipo más vulnerable de Segunda División.

Ante esa situación, muchas miradas estarán puestas mañana en la portería. ¿Seguirá Stefanovic o se estrenará Pawel en Liga? Carrión prefirió ayer ser políticamente correcto y no desvelar nada sobre su decisión: "Los dos están para jugar, Pawel no está al cien por cien, pero lleva entrenando tiempo y ya jugó en Copa; tomaré la decisión estos días". El grosero error del serbio en el Mini Estadi, en el segundo gol del Barcelona B, y la notable actuación del polaco en su debut este curso en Lorca juegan a favor de un cambio. Y es que quizás sólo esa modificación ya sirva para transmitir calma y seguridad a una línea defensiva que se está mostrando excesivamente débil.

A la espera de la decisión final sobre el arquero, donde sí habrá un cambio seguro es en el centro del campo por la lesión de Javi Lara, ausente las próximas dos semanas por un problema en el sóleo de su pierna izquierda. "Es una baja importante de un jugador que venía contando mucho, pero no se puede hacer nada, él ha intentado hasta el final estar, pero no ha podido ser y ahora hay que recuperarlo bien". Será el primer partido que el montoreño se pierda desde su debut con el Córdoba, el 21 de enero y precisamente contra el rival de mañana, el Tenerife.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios