córdoba cf

En medio del camino

  • El CCF necesita sumar la mitad de los 51 puntos en juego para amarrar la permanencia cuando apenas alcanza un tercio de los disputados

  • El calendario ofrece nueve citas en casa y ocho fuera

Los jugadores del Córdoba realizan carrera continua durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Los jugadores del Córdoba realizan carrera continua durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Los jugadores del Córdoba realizan carrera continua durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / josé martínez

El Córdoba se ha complicado la temporada de tal forma que ahora, con 17 partidos por jugar, está obligado a hacer números de play off para conseguir sólo la permanencia. Los blanquiverdes son inquilinos de la zona de descenso con sólo 27 puntos, por lo que para superar la barrera de los 50 que garantiza la continuidad en el fútbol profesional tiene que sumar la mitad de los 51 que aún no tienen dueño. El calendario ofrece nueve citas en El Arcángel y ocho a domicilio, lo que viendo el rendimiento en casa del equipo no parece que en estos momentos sea ventaja alguna, aunque hay que pensar que esta tendencia negativa tiene que cambiar más pronto que tarde.

¿Puede ganar el Córdoba ocho partidos de 17? La respuesta a día de hoy no invita precisamente al optimismo. Sobre todo teniendo en cuenta que el casillero cordobesista apenas recoge seis triunfos al paso por la jornada 25 y dos -ambos a domicilio el pasado diciembre- en las últimas 18 fechas del campeonato, lo que refleja la peligrosa tendencia que el conjunto primero de José Luis Oltra y ahora de Luis Carrión empezó allá por octubre sin que aún haya aparecido remedio alguno. Desde entonces, los blanquiverdes han logrado 13 de los 54 puntos puestos en liza; en los cuatro meses que restan de competición debe conseguir 24 de 51. ¿Imposible? Para nada teniendo en cuenta la particular historia de este club, aunque el miedo está ya metido en el cuerpo.

El inexpugnable feudo del líder es la primera parada para un CCF que se sostiene a domicilio

La primera parada, que no ayuda precisamente a levantar el ánimo, es el sábado en el inexpugnable feudo del líder, aunque teniendo en cuenta que el CCF parece más cómodo lejos de su gente, quizás sea hasta bueno. Tras visitar Valencia, el equipo tendrá que pasar por el campo de tres rivales que hoy son directos (Nàstic para abrir marzo, Mallorca a mediados de abril y Rayo ya en la penúltima fecha), un Sevilla Atlético que no puede aspirar más que a la permanencia, y tres aspirantes al ascenso como el Valladolid, y el Getafe y el Cádiz, ya en el mes de mayo. Ocho oportunidades para mejorar los 14 puntos (en 13 citas) que tienen a los cordobesistas como el quinto mejor visitante de la categoría.

Sin embargo, el gran desafío del Córdoba a estas alturas de la campaña es multiplicar su rendimiento como local, que es el más pobre de los 22 conjuntos de Segunda tras la peor serie de siempre en casa en la categoría de plata. Para eso, el calendario ofrece hasta nueve opciones de todos los tipos y colores. Una primera fase con cuatro equipos en zona de nadie que aspiran a engancharse a arriba aunque sea huyendo de abajo (Alcorcón, Zaragoza y Numancia de manera consecutiva, y Elche), una etapa media en la segunda quincena de abril decisiva ante cohabitantes de la zona de peligro (Almería y Mirandés), y un sprint final que arrancará ante el pujante Reus y finalizará con dos de los más serios aspirantes a estar en Primera: el Oviedo y el Girona.

En total, 17 capítulos para culminar la historia, ojalá con final feliz. Para ello, el reto del CCF es sumar la mitad de los puntos en juego cuando hoy apenas ha conseguido un tercio de los disputados. Ahí es nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios