córdoba cf

Está listo el descabello

  • El Córdoba se medirá de manera consecutiva a los dos últimos clasificados, el Mallorca y el Mirandés, con la posibilidad de firmar su sentencia y, de paso, dar el paso casi definitivo hacia la permanencia en la categoría

Razak despeja un balón ante Rodri y la mirada de Deivid. Razak despeja un balón ante Rodri y la mirada de Deivid.

Razak despeja un balón ante Rodri y la mirada de Deivid. / josé martínez

Comentarios 0

Con doce equipos aún metidos de lleno en la pelea por la permanencia y el Córdoba con un colchón de 4 puntos en la mitad misma del grupo, las dos próximas jornadas pueden resultar decisivas para clarificar la zona baja. No sólo, pero fundalmentalmente, en clave blanquiverde. Porque el conjunto de Luis Carrión tiene en su mano la posibilidad de apuntillar al Mallorca y el Mirandés de manera consecutiva, lo que al margen de eliminar a dos rivales directos le otorgaría una renta prácticamente definitiva para sellar su continuidad en Segunda División sin agobios en esas últimas seis fechas que salpicarán mayo y la mitad de junio.

De momento, lo único seguro es que el Córdoba jugará sus dos próximos encuentros ante los dos últimos de la clasificación. El Mallorca y el Mirandés comparten ese dudoso honor al acumular 32 puntos después de 34 fechas ya consumidas, por lo que ambos se encuentran a 8 de distancia de los blanquiverdes (40), seis respecto al UCAM Murcia (38), que marca la frontera con la permanencia. Por tanto, pase lo que pase este próximo fin de semana en el que los dos tienen duelos ante rivales directos, seguirán en zona de descenso y cerrando la tabla.

Pero está claro que todo lo que no sea conseguir la victoria sería lo más parecido a recibir por anticipado el certificado de defunción. Ya no por la distancia a la que quedarían, sino por el golpe moral que recibirían por parte de dos conjuntos que también están implicados en la misma pelea. Porque el Mallorca y el Mirandés protagonizan dos de los tres duelos directos de la jornada 35, los baleares recibiendo al Córdoba y los burgaleses haciendo lo propio con el Zaragoza; el tercero mide al Reus con el Alcorcón.

El Córdoba llegará a Palma con el descabello en la mano para medirse a un equipo que se aferra al efecto Son Moix para albergar aún esperanzas de salvación. Pero es difícil creer, cuanto menos, al echar un vistazo a sus números: 9 jornadas sin ganar, tres empates y una derrota en sus cuatro citas en casa más recientes, cero goles anotados en los dos últimos partidos ya con su tercer entrenador al frente, Sergi Barjuán... Pero pese a todo, el Iberostar Estadi presentará una de sus mejores entradas del curso el domingo con la intención de ver algún atisbo de reacción en los suyos... o sellar su condena ante un cuadro cordobesista que con la tranquilidad de su victoria ante el Almería puede asestarle un golpe letal que, de paso, le daría un plus en la tabla.

Y esa situación, pase lo que pase en Miranda esta jornada, se repetirá en una semana con la visita del Mirandés a El Arcángel. Los burgaleses, que han perdido la fuerza del cambio de técnico que le transmitió Pablo Alfaro a su llegada, sólo han conseguido sacar un empate en sus últimos cuatro viajes. El calendario, exigente por ser dos rivales directos, ofrece al Córdoba una oportunidad de oro para eliminar enemigos y relanzarse definitivamente en la clasificación. El momento es para aprovecharlo. Ahora.

más noticias de CÓRDOBA CF Ir a la sección Córdoba CF »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios